Consejos de uso del agua ozonizada en el hogar

Consejos de uso del agua ozonizada en el hogar

La ozonización del agua permite un sinfín de aplicaciones en el hogar, beneficiando a toda la familia

Conocer la tecnología del ozono de forma básica es importante para sacarle el mayor partido a nuestro ozonizador u ozonizadores. En este artículo vamos a plantear y responder preguntas habituales sobre el uso del agua ozonizada de forma sencilla: desde qué es el agua ozonizada o cuáles son sus principales utilidades, hasta claves relacionadas con sus beneficios en el ámbito familiar, precauciones o,  por ejemplo, el tipo o tipos de dispositivos que necesitamos para generarla.

¿Qué es el agua ozonizada?

De forma práctica y breve, podemos definir la ozonización del agua como el proceso de ozonólisis aplicado a la misma, sea ésta potable, y por lo tanto procedente de la red sanitaria, o bien otras aguas ya utilizadas o no tratadas.Será la oxidación que ocasiona el ozono en el agua la que llevará a cabo su purificación, un tratamiento altamente eficaz sin efectos secundarios negativos para la salud ni el medio ambiente. Muy al contrario, resulta altamente beneficioso y práctico para uso externo e interno.

¿Cuál es su utilidad en el hogar?

En unos y otros casos obtenemos un agua de mejor calidad que nos proporcionará distintas ventajas, en función de los usos dados: beberla o usarla para cocinar, la limpieza de la casa, alimentar grandes electrodomésticos como la lavadora o lavavajillas, la higiene personal, lavado de los alimentos o, pongamos por caso, reciclaje de agua, tratamiento de agua en piscinas, estanques o acuarios.

Básicamente, puede afirmarse que la ozonización es factible para responder casi a cualquier necesidad en la que precisemos de un agua de mejora calidad para muy diferentes usos. Bien los apuntados u otros que nos planteemos.

¿El agua ozonizada se puede beber?

Beber el agua ozonizada no solo es aconsejable por su mejor sabor y ausencia de olores, siendo un agua más cristalina, insípida e inodora, sino también por su mayor calidad, por lo que se trata de un agua especialmente saludable.

¿Qué precauciones debo tener?

El principal consejo de uso, una vez dispongamos de un ozonizador adecuado para nuestras necesidades por diseño, potencia y prestaciones, es sencillamente su uso o consumo rápido, sin demorarnos más de media hora.

La razón es sencilla: una vez generado, el ozono tiene un tiempo de actuación determinado, por lo que solo será activo durante el mismo. Un periodo que ronda los veinte minutos, si bien un agua ozonizada seguirá siendo un agua purificada, por lo que tendrá más garantías de salubridad que el agua no tratada.

¿Beneficia a toda la familia?

El uso del agua ozonizada beneficia a toda la familia, en efecto. Sus distintos usos son grandes aliados para conseguir un hábitat más saludable, sin necesidad de utilizar productos artificiales, de base química, además de ser de gran ayuda para la limpieza de alimentos y beber . En definitiva, los consejos de uso relacionados con los beneficios para toda la familia se relacionan con aplicaciones múltiples. No dudemos en aprovechar la versatilidad del ozono para la higiene del hogar, incluyendo hacer la colada y  fregar la vajilla, el cuidado personal, una mayor calidad del agua que bebemos y su gran eficacia para la desinfección alimentaria.

¿Estropea los tejidos?

El uso del agua ozonizada para el lavado de la ropa a mano o a máquina no solo mima los tejidos, incluyendo los más delicados, sino que además ayuda a conseguir resultados muy superiores en comparación con el agua no tratada. Además, prolongaremos la vida de la lavadora y ahorraremos en detergentes, suavizantes y energía, pues no precisaremos de agua caliente o minimizaremos su uso.

¿Es apta para todo tipo de superficies?

Al igual que ocurre con el agua ozonizada para hacer la colada, también a la hora de higienizar prácticamente cualquier superficie podemos confiar en su inocuidad. Tanto por la ausencia de efectos secundarios en personas, mascotas y entorno, como por el respeto que muestra ante distintas superficies.

No en vano, la gran ventaja del ozono es precisamente poder llevar a cabo una profunda higienización y eliminación de olores sin sufrir efectos secundarios propios de otros productos de composición química.

¿Cómo puede ayudarme con los alimentos?

La desinfección de alimentos en profundidad es una de las aplicaciones estrella del ozono. Bastará con sumergir los alimentos en agua ozonizada y dejar que el ozono haga su efecto. También puede sernos de gran utilidad el uso de un grifo ozonizador, idóneo tanto para realizar una limpieza con inmersión en una cubeta como para lavar en un momento una fruta u hortaliza que vayamos a consumir de inmediato.

El aguaConsejos de uso del agua ozonizada en el hogar ozonizada realiza una profunda desinfección de los alimentos sin necsidad de usar químicos.

¿Puedo trasladarla para usarla después?

Un consejo de uso básico que no debemos saltarnos nunca es su uso prácticamente inmediato. Como hemos apuntado en una respuesta anterior, el ozono actúa durante alrededor de 20 minutos, con lo que pasado dicho tiempo el agua no será activa.

En el caso de ozonizarla para beberla posteriormente, contaremos con un agua más higienizada, de eso no cabe duda, pero no podremos beneficiarnos del proceso de la ozonólisis para hacerla servir en procesos de lavado de alimentos, lavado de manos o, por ejemplo, de mascotas.

¿Qué hacer con el agua después de su uso?

Una vez utilizada, podemos volver a darle uso, por ejemplo, mediante una nueva ozonización, siempre que no se haya añadido detergente u otros añadidos que aconsejen echarla al desagüe. Entre otras posibilidades, si el agua sigue estando limpia, podemos usarla para regar las plantas o para lavar nuestra motocicleta o bici, entre otras muchas posibilidades.

En caso de duda sobre la salubridad del agua usada, conviene consultar con distribuidores o fabricantes para que nos recomienden la mejor opción de reutilización previa ozonización con el equipo idóneo. Otra opción es su uso tal cual llega de la red para posteriormente ozonizarla.

¿Cómo hacer la mejor elección?

Por último, a la hora de elegir el ozonizador perfecto o la mejor combinación de ozonizadores, tengamos en mente cuáles son los requerimientos que queremos cubrir. Solo así, buscando una buena relación calidad precio en aparatos que realmente respondan a esas necesidades, conseguiremos hacer una compra diez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *