¿Qué olores podemos eliminar con un ozonizador automático?

¿Qué olores podemos eliminar con un ozonizador automático?

Hay olores que son muy desagradables y eliminarlos no es una tarea fácil. El ozono acaba con todo tipos de olores.

Si nos preguntamos qué olores podemos eliminar con un ozonizador automático, la respuesta puede ser tan amplia como la pregunta. En cuyo caso, sencillamente cabe afirmar que no solo abarca a todos los malos olores, sino que además lo hará con facilidad y eficacia.

Para obtener una respuesta más específica, no cabe duda de que sería mejor ir a lo concreto. Si nos centramos en ello, la respuesta dependerá del tipo de ozonizador con el que contemos o, de plantearnos su adquisición, precisemos. En este caso, la

Ante la primera respuesta, tan universal y ventajosa, cabe preguntarse por qué podemos afirmar tal cosa. Por qué, en suma, la tecnología del ozono tiene tal eficacia a la hora de acabar con malos olores, independientemente de cuáles sean.

Ozono: desinfectar y desodorizar

Para entender la razón que lo explica, sencillamente hemos de conocer, aunque sea de forma mínima, la forma de actuar del ozono como desinfectante y desodorante cuando lo inyectamos en aire o en agua.

Ya sea para usos industriales, profesionales o domésticos, el principio de actuación se basa en el fenómeno de la ozonólisis. Se trata, básicamente, de un proceso de oxidación que tiene una breve duración, de apenas unos minutos.

Durante ese tiempo, el ozono, también conocido como oxígeno triatómico (O3), buscará la estabilidad y gracias a ello nos brindará un arma de gran eficacia para higienizar ambientes, superficies y agua. Lo hará acabando casi en su totalidad con contaminación orgánica e inorgánica, por lo que también los olores desaparecerán.

Además, será de forma totalmente inocua, pues cuando se estabiliza se convierte en oxígeno diatómico (O2), sin dejar más residuos, al tiempo que resulta inofensivo durante su actuación. Ello es así porque, al menos para usos domésticos, la cantidad de ozono necesaria para lograr resultados idóneos es tan pequeña que no resulta peligrosa en absoluto.

En cuestión de eliminar olores y desinfectar en profundidad espacios con problemas especiales (después de un incendio, establecimientos públicos o habitaciones de hotel, pongamos por caso) se hace necesario recurrir a los cañones de ozono de uso profesional.

Para su utilización sí es importante realizar el tratamiento, que se lleva a cabo durante unos minutos, sin presencia de personas, tan solo por simple precaución. Una vez finalizado, el ambiente interior será saludable, sin más residuos que la sutil oxigenación extra apuntada. Sin embargo, el uso de los equipos ozonizadores domésticos puede realizarse sin problema, de forma automatizada o manual, en presencia de personas y animales, si tenemos mascotas.

Utilidad de los ozonizadores automáticos

Si de ozonizadores automáticos hablamos, éstos pueden ser bien de aire, de agua o mixtos, es decir, de aire y agua, para utilizar la modalidad que precisemos en cada momento. Asimismo, encontraremos en el mercado ozonizadores de agua mixtos, combinados con la también interesante tecnología de los iones.

En este caso, podemos aprovechar el ozonizador para purificar el agua, lo cual también implica acabar con sus malos olores, además de darle cualquier otro uso que deseemos al agua ozonizada, logrando una desinfección y desodorización simultáneas.

Por su parte, el ionizador purificará la atmósfera con un resultado similar al ozono, aportando un extra de frescura a la atmósfera, si bien su poder desodorante no será tan potente como si optamos por el ozono.

Por lo tanto, dependerá de nuestras necesidades concretas la conveniencia de elegir bien un ozonizador u otro, sin descartar el ozonizador de agua con ionizador, pues éste ofrece muy buenos resultados cuando los olores ambientales no son especialmente fuertes.

Su automatismo resulta muy práctico para acabar con malos olores de forma definitiva, ya que permite realizar tratamientos de forma programada, bien siguiendo unos ciclos determinados, como ocurre con el ozonizador de cultivos o con el ozonizador de nevera o, por ejemplo, llevándolos a cabo en función de una determinada programación.

¿Qué olores podemos eliminar con un ozonizador automático?

Con el ozonizador automatizado, diremos adiós a los olores, sin necesidad de estar pendientes de encender o apagar el aparato.

Malos olores ambientales y de superficies

De este modo, mantendremos los olores a raya de manera permanente. Podremos olvidarnos del problema, sin más complicaciones. Será posible, en primer lugar, gracias a la tremenda eficacia del ozono para mejorar la calidad del aire, sumada a sus distintas prestaciones que puedan tener los distintos aparatos, entre las que no suele faltar el temporizador.

Si el objetivo es acabar con los malos olores ambientales, una de las aplicaciones estrella del ozono, la recomendación práctica es muy clara: busquemos el aparato que mejor pueda acomodarse a nuestros requerimientos.

Los ejemplos son innumerables. Desde los típicos olores desagradables que generan las manchas de humedad hasta el olor a tabaco, a productos químicos usados al limpiar la casa o en la higiene personal. También será muy efectivo para acabar con los olores de las mascotas, olor a pañal recién cambiado u olores a medicinas y ambientes enrarecidos propios de hogares donde hay personas enfermas o convalecientes.

Si queremos eliminar olores en la nevera, en el aseo, los olores de la basura, del cenicero, de la ropa sucia o del lavavajillas, zapatos, ropa o incluso los malos olores en el coche, por poner más ejemplos, también encontraremos ozonizadores idóneos para ello.

Cualquier olor desagradable y a su vez insano, dos características que suelen venir juntas, será un simple recuerdo en cuestión de minutos. Con el ozonizador automatizado, además, diremos adiós para siempre a tan molesto e insano problema, sin necesidad de estar pendientes de encender o apagar, en función del aparato de que se trate.

En efecto, los malos olores ambientales en ocasiones son consecuencia de pestilencias que desprenden superficies de todo tipo, como la misma alfombra, cortinas, colchas, zapatos o el mismo olor corporal. En este último caso, nos será de gran utilidad para eliminar la halitosis y los olores a pies u olores en las manos, además del resto del cuerpo, cuidándolo y aportando sus propiedades terapéuticas.

Cualquiera que sea el caso, el ozono nos permite realizar un tratamiento con agua o con aire, lo cual nos facilita la elección de una u otra modalidad, bien sea según nuestras preferencias o por puro sentido común.

La desodorización de superficies abarca un amplio abanico de posibilidades. Además de las ya mencionadas, como el olor a zapatos, los olores que absorben los tapizados o peluches y ropa que no siempre admite un lavado con agua, hay un sinfín de superficies que exigen el uso del agua ozonizada.

Entre ellas, fregar la vajilla o lavar la ropa (a mano o inyectando el ozono en el agua que alimenta el lavavajillas o la lavadora), fregar el suelo de la casa con agua ozonizada o, dentro de la alimentación, el lavado de alimentos.

Asímismo, el ozono nos ayuda a eliminar el olor de la cocina, bien mediante ozonizadores de aire implementados de forma regular o puntual, según precisemos o, si fuera necesario, también puede ayudarnos a reforzar el efecto del extractor para acabar con olores penetrantes.

Agua de calidad, sin olores

La ozonización del agua potable, por último, la purifica logrando no solo una desodorización completa que acaba con olores de todo tipo, incluyendo el olor a cloro o a tuberías, pongamos por caso, sino también desinfectándola en profundidad.

El agua de piscinas, pequeñas fuentes o estanques y peceras, así como el agua de riego, por otra parte, también pueden tratarse de forma integral con ozonizadores automatizados, evitando los peligrosos productos químicos.

Independientemente de que sea agua potable o agua residual, cuya ozonización eliminará olores, además de mejorar su calidad a la carta. Al igual que ocurre con cualquier otra aplicación del ozono, acabaremos con malos olores al tiempo que lograremos una completa desinfección.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *