Ozonizador agua

Cómo funciona un ozonizador de grifo

Ozonizador de grifo

Los generadores de ozono domésticos pueden adoptar muy distintas formas. Además de las diversas prestaciones propias de cada modelo, sus diferentes diseños obedecen a la gran versatilidad del ozono para la desinfección y desodorización de ambientes, superficies y agua.

La purificación del agua, en efecto, es una de las utilidades estrella del ozono. Tanto el agua potable como aguas residuales o aguas que necesitan un mantenimiento en piscinas, estanques o circuitos cerrados. En este post vamos a centrarnos en el funcionamiento del ozonizador de grifo, un generador realmente práctico, que mejora la calidad del agua potable de forma significativa.

Qué es un ozonizador de grifo

Como su propio nombre indica, este tipo de ozonizador es un dispositivo que se acopla de forma directa al grifo, con el fin de poder obtener agua ozonizada de forma selectiva. Su pequeño tamaño y facilidad de uso, prácticamente automatizado, es ideal para disponer de suministro de agua ozonizada al momento.

Por si desconoces qué es el ozono y por qué se utiliza para la desinfección, es importante que tengas en cuenta que se trata de un gas natural, cuya aplicación en las dosis justas logra unos beneficios sin competencia gracias a su gran poder oxidante.

La acción del ozono tiene lugar alrededor de veinte minutos, tiempo en el que éste permanece activo en el agua para consumo directo, cocinar o bien para otras muchas aplicaciones. Entre ellas, la limpieza de suelos, paredes, muebles, ropa y cualquier superficie que pueda mojarse, si bien el ozono disuelto en aire efectúa un lavado en seco que resulta igualmente efectivo.

En el caso del ozonizador de grifo, el agua ozonizada resulta muy práctica para mejorar la calidad del agua que bebemos o con la que cocinamos, limpiamos o, por ejemplo, regamos las plantas.

Su generación es inmediata, con lo que disponemos de esos veinte minutos para poder darle cualquier uso, tras los cuales simplemente el ozono desaparece para convertirse en oxígeno. Por lo tanto, resulta totalmente inocuo para la salud y también para el entorno.

Cómo funciona y facilidad de uso

El funcionamiento del ozonizador de grifo sigue esta misma pauta, pues en todos los ozonizadores, sean de uso doméstico, profesional o industrial, el principio es idéntico. En este caso es al abrir el grifo cuando activamos ese proceso de desinfección.

ozonizador de grifoEl ozono generado se mezcla con el agua. Para obtenerla, básicamente se coloca directamente en el grifo y queda listo para su uso, tanto en modo ozono, en cuyo caso el equipo arranca de forma automática al abrir el grifo, o para usarlo sin ozono.

Por lo tanto, su funcionamiento en uno u otro modo no precisa que extraigamos el ozonizador. Será suficiente con elegir el interruptor en on o en off, en función de nuestras necesidades o preferencias.

Con respecto a su instalación, resulta muy sencilla, al tiempo que se trata de un dispositivo compatible prácticamente con todos los grifos mediante la colocación de cualquiera de los 4 adaptadores de grifo que se incluyen.

Una vez colocado, ponerlo en marcha significará disponer de agua ozonizada al momento. Su disponibilidad inmediata es posible porque, sencillamente, el ozonizador inyecta el ozono y lo mezcla con el agua justo antes de su salida.

Su funcionamiento a nivel de alimentación es realmente curioso. Gracias al ingenioso método de generación de energía eléctrica, que aprovecha la fuerza del agua tan solo al pasar por él, nos ahorramos el uso de pilas o de electricidad convencional.

Su funcionamiento, así pues, no precisa de cables, enchufes ni de conexión eléctrica, por lo que también es idóneo para llevar a cualquier sitio. Es perfecto para viajes, además, gracias a su pequeño tamaño, portabilidad y adaptabilidad a todos los grifos.

A su vez, resulta mucho más seguro, puesto que tenerlo que enchufar a la red cuando el mecanismo está tan cerca del agua supondría un cierto riesgo, sobre todo en caso de presentar problemas de funcionamiento.

Para mayor seguridad, si cabe, el ozonizador está diseñado de tal manera que separa la parte de generación eléctrica de aquella otra por la que corre el caudal de agua. De este modo, queda garantizada la separación entre ambos compartimentos, con lo que se maximiza la seguridad.

En concreto, se utiliza el movimiento mismo del agua para generar electricidad a pequeña escala. La suficiente para transformar el flujo de agua, energía mecánica, en eléctrica y así poder generar ozono sin tener que estar preocupados por esta cuestión.

En caso de que la presión del agua no sea suficiente para que la turbina interna convierta el agua en electricidad, no podrá generarse ozono, si bien esta situación solo se produce de forma muy excepcional. Teniendo una presión media , con una potencia nominal mínima de 1W, no tendremos ningún problema.

El dispositivo, por otra parte, incorpora una luz LED que nos indica que la presión es suficiente y que está empezando a producirse el ozono. Por el contrario, si el indicador no se ilumina significará que no hay presión suficiente, por lo que el agua no está ozonizada.

Los ozonizadores de grifo más completos, por otra parte, disponen de varios niveles de producción de ozono, facilitándonos distintos usos en función de la utilidad que vayamos a darle o, por ejemplo, del nivel de contaminación a combatir.

Beneficios y usos del ozono

Como hemos apuntado, el ozono es un poderoso desinfectante y desodorante que realiza una acción inmediata sobre agua, superficies, alimentos y ambientes mediante su aplicación a través de generadores de ozono. Entre los equipos domésticos, el ozonizador de grifo es uno de los más versátiles.

Para hacernos una idea sobre su efectividad, su poder de desinfección es varios miles de veces superior al de la lejía. No en vano, se trata del desinfectante más potente que existe en la naturaleza, con la ventaja de no conllevar riesgos para la salud ni el medio ambiente.

Su utilidad en el hogar es muy amplia. Además de mejorar la calidad del agua de un modo significativo, acabando con bacterias, virus y otros patógenos, suciedad y químicos,  mejorará su transparencia y también eliminará olores. Notaremos un agua realmente agradable que, a su vez, será mucho más saludable para toda la familia, idónea para beber, cocinar y limpiar el hogar o regar las plantas con resultados óptimos. Por otra parte, nos será de gran utilidad para el lavado de manos y el lavado de alimentos frescos, como frutas y verduras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *