Eliminación de la listeria en la industria alimentaria

Evita la aparición de moho en frutas con un ozonizador

La alteración de los productos frescos a lo largo del tiempo, en concreto las frutas, es un imposible. Su degradación por el factor tiempo y factores ambientales no puede evitarse. Sin embargo, gracias al ozono podemos ralentizar su maduración y conservarla en perfecto estado en frío o a temperatura ambiente, ya sea en el hogar, en el ámbito profesional o industrial.

El objetivo común en todos estos ámbitos es evitar problemas de conservación, como putrefacciones, una maduración más rápida de lo deseado y, por otro lado, una higiene alimentaria que evite contagios y posibles infecciones alimentarias.

La aparición de moho en frutas es una de esas consecuencias no deseadas que podemos evitar con un ozonizador que responda a las distintas necesidades y circunstancias. En el hogar, por ejemplo, un ozonizador de nevera será de gran ayuda, así como la ozonización de alhacenas o de la misma cocina e incluso de la misma fruta, aplicando un chorro de aire ozonizado sobre su superficie durante solo unos minutos.

En el ámbito profesional también serán de gran ayuda estas medidas, si bien las cámaras frigoríficas y los almacenes de alimentos precisarían de generadores de ozono más potentes. En estos casos, al igual que ocurre con las necesidades a nivel industrial, se necesitan aparatos que respondan a los distintos requerimientos.

Por lo demás, el fenómeno de la ozonólisis será el principio común en todos ellos a la hora de actuar y lograr una gran eficiencia de un modo totalmente inocuo para las personas y el medio ambiente.

Por lo tanto, el ozono no solo preserva la fruta de la formación de mohos, sino que además combate y controla la formación de gérmenes y contaminación inorgánica potencialmente perjudicial para la slud. Su acción consigue un tratamiento integral que permite prolongar el tiempo de almacenaje en óptimas condiciones, sin mermas de peso, mezclas de olores, sabores ni contaminaciones cruzadas.

Para evitar la aparición de moho en frutas mediante la tecnología del ozono se deben realizar tratamientos estratégicos a lo largo de la cadena de distribución, desde la misma recogida en el campo hasta su almacenaje y distribución al usuario final o a intermediarios, como pueden ser los establecimientos del sector Horeca. Igualmente, tal y como hemos apuntado, en el hogar será importante seguir tratando la fruta con ozono para prevenir su formación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *