Cómo eliminar los olores de mascotas con un ozonizador de aire

Cómo eliminar los olores de mascotas con un ozonizador de aire

Eliminar los olores de mascotas con un ozonizador de aire supone acabar con pestilencias persistentes que, muy probablemente, creíamos imposibles de erradicar, y además hacerlo de una forma rápida, cómoda y definitiva, sin afectar  la salud de personas, animales ni medio ambiente.

La probada eficiencia del ozono en desinfección y desodorización de ambientes, superficies, alimentos y agua, también permite obtener resultados óptimos cuando el objetivo es eliminar los olores de las mascotas en el hogar, en clínicas veterinarias o en tiendas de animales, pongamos por caso.

Saber cómo eliminar los olores de mascotas con un ozonizador de aire no tiene secretos, en realidad. Gracias al diseño y prestaciones de los ozonizadores de aire, realizar tratamientos es tan sencillo como dejar que el aparato haga su trabajo de forma manual o automatizada.

Las situaciones más difíciles pueden requerir un tratamiento de choque mediante el uso de un cañón de ozono de forma puntual, si bien su utilización se suele destinar a satisfacer necesidades no domésticas. Podría ser de gran utilidad, por ejemplo, en centros de adiestramiento, tiendas de animales y, en general, en espacios donde el problema requiera de un tratamiento profesional.

Por lo demás, el ozono aplicado mediante ozonizadores de aire domésticos soluciona el problema de los malos olores sin necesidad de recurrir a medios más contundentes. Bastará con utilizar un ozonizador casero para  acabar con  las pestilencias causadas por la presencia de animales en espacios cerrados que, como bien saben sus dueños, persisten incluso llevando a cabo unabuena limpieza regular en el hogar.

Una atmósfera fresca y saludable

Los ozonizadores de aire, por lo tanto, constituyen una herramienta capaz de acabar fácil y rápidamente con los olores de mascotas de forma definitiva mediante tratamientos efectuados de forma periódica, en función de las distintas necesidades.

Tanto si nuestras mascotas son perros, gatos, conejos, hámsteres, conejillos de indias, pájaros, reptiles o cualquier otro animal, la actuación del ozono resultará de gran ayuda. Al margen del tipo de animal de que se trate, encontraremos en el ozono una solución infalible sin efectos secundarios de ningún tipo.

El aire ozonizado aplicado durante unos veinte minutos es suficiente para que la atmósfera de una determinada estancia se renueve. Al margen de la siempre aconsejable ventilación, el ozono consigue erradicar malos olores, al tiempo que purifica la atmósfera en profundidad.

El resultado será un aire que dará gusto respirar, oxigenado, libre de hedores, gérmenes y contaminación de todo tipo, con una eficacia cercana al ciento por ciento.

Para mayor ventaja, no sólo acabaremos con los olores propios de los animales, sino con cualquier otro foco de pestilencias molestas, procedentes de la vida diaria, como el olor a humedades, tabaco, comida, alimentos pasados, problemas en las tuberías, enrarecimiento del ambiente por una ventilación deficiente, olor a espacios cerrados, o, por ejemplo, olores a cuarto de baño, a cambio de pañal, a pegamentos, pinturas, barnices, ambientadores o limpiadores domésticos de diversa composición química.

Cualquier mal olor, en suma, podrá combatirse fácilmente mediante el uso del ozono, ya sea mediante tratamientos con un ozonizador de aire doméstico o aplicando agua ozonizada. Para un uso indistinto, podría ser muy interesante disponer de un ozonizador mixto.

Eliminar los olores de orín y excrementos

Los aparatos ozonizadores, en efecto, nos brindan soluciones para satisfacer todo tipo de requerimientos. Pero, ¿son capaces de acabar con los olores de orín y excrementos de nuestras mascotas? Sin duda, es una prueba definitiva y, pese a su dificultad, lo cierto es que el ozono la supera sobradamente, acabando con esas insoportables pestilencias que nos resultan tan molestas.

De hecho, su eficacia para acabar con los olores más difíciles es una de las razones por las que el ozono no tiene competencia. En el caso de los olores de orín y excrementos lo idóneo es utilizar agua ozonizada, si bien el tratamiento con aire ozonizado ayuda a reforzar el efecto.

Sobre la superficie afectada se efectúa un lavado, bien sea el suelo, la pared, el colchón, la ropa de cama, arenero o una cuna, pongamos por caso. El agua ozonizada no solo acaba con los olores. Además higieniza en profundidad, con un efecto desodorizante y desinfectante que erradica todo tipo de microorganismo. Y, a su vez, complementaremos la acción del lavado de forma idónea ozonizando la atmósfera.

Serán suficientes unos pocos minutos para renovar el aire y oxigenarlo, sin necesidad de utilizar productos limpiadores ni ambientadores de ningún tipo, ineficaces frente al enorme poder desodorante y desinfectante del ozono. Renovado, oliendo a limpio, sin más añadiduras, nuestro hábitat doméstico volverá a ser un espacio saludable y confortable, en el que dará gusto respirar.

Eliminar los olores del animal y accesorios

A menudo la misma presencia del animal enrarece el ambiente y no conseguimos que la atmósfera esté todo lo fresca que debería, ni siquiera lavándolo con asiduidad. Sea como fuere, lavemos o no a nuestras mascotas, pues muchas de ellas no lo necesitan y tampoco es conveniente, encontraremos en el ozono un gran aliado para que el hogar sea un espacio fresco e higienizado.

La opción de bañarlos con agua ozonizada es muy efectiva para acabar con los típicos olores de mascota, sin renunciar a un estupendo baño de efecto cosmético y hasta terapéutico gracias a las propiedades del ozono.

Igualmente, podemos lavar con agua ozonizada sus accesorios como comederos, bebederos, mantitas, cubres, cunas, juguetes y similares, para una desinfección integral que desodorizará en profundidad de forma totalmente inocua, tanto para las personas, como para el animal y el medio ambiente.

Por último, el aire ozonizado puede ser de gran utilidad para hacer un lavado en seco, simplemente aplicando durante unos minutos el chorro de aire sobre la superficie que deseemos ozonizar, sin necesidad de utilizar agua para lograr resultados sorprendentes. Desinfección máxima, sin rastro de olores, un ejemplo más de la multifuncionalidad del ozono para eliminar los olores de mascotas en el hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *