Cómo eliminar los olores de mascotas con un ozonizador de aire

Eliminar el olor de cobayas o conejos con un ozonizador

Tener mascotas en casa puede ser una preciosa experiencia, qué duda cabe, pero en el capítulo de la higiene lo cierto es que siempre supone un extra de limpieza. En el caso de los cobayas, hamsters, chinchillas o conejos de distintos tipos, la situación no es distinta, si bien actualmente las tecnologías de desinfección ambiental y de superficies pueden hacer maravillas en el entorno doméstico.

En particular, el uso del ozono es de gran ayuda para mantener el hábitat del animal y de nuestro hogar en general higienizado, libre de suciedad, gérmenes y malos olores. Su máxima eficacia se suma a una inocuidad total para personas, animales y entorno.

A la hora de mantener este tipo de animalitos, tengamos uno o varios, tanto se da, hemos de tener en cuenta cuáles son sus necesidades de higiene a nivel corporal y también de su entorno. Conocerlas es fundamental para saber cómo actuar si deseamos atajar problemas de suciedad y pestilencias.

La buena noticia es que si respetamos esas recomendaciones, particulares para cada especie, el ozono será de gran ayuda para acabar con los típicos olores, especialmente con aquellos más problemáticos, como los que producen la comida, los excrementos y los lechos o sustratos utilizados en las jaulas.

El ozono puede ayudarnos tanto disuelto en agua como en aire, tanto para ozonizar la atmósfera mediante tratamientos de unos pocos minutos como para higienizar superficies y objetos a través de un lavado con agua ozonizada, sin más complicaciones.

Los ozonizadores mixtos, de aire y de agua son muy interesantes para este tipo de situaciones, ya que nos permitirán disponer de aire o de agua ozonizada de forma indistinta. Igualmente, puede ser de gran utilidad un ozonizador de enchufe para mantener purificada la habitación con tratamientos regulares automatizados.

En uno o en otro caso, lograr eficacia en tratamientos atmosféricos requerirá la elección adecuada del aparato, teniendo en cuenta las dimensiones de la estancia o estancias en las que deseemos realizar los tratamientos ozonizadores.

El resultado será un aire puro, oxigenado, que transformará un aire enrarecido en un ambiente que dará gusto respirar. Toda la familia agradecerá la diferencia, incluyendo, claro está, nuestra adorable mascota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *