Purificador de Aire Familiar. OzonoHogar

Purificador de aire para alérgicos

Los bebés son muy susceptibles frente a las alergias, y durante los primeros meses de vida sus defensas no pueden hacer frente a alérgenos como el polen, el polvo, algunos alimentos o el pelo de los animales. Es por ello que ante cualquier signo de alarma hay que acudir al pediatra y, si queremos prevenir, el uso de purificadores de aire nos ayudará a controlar el ambiente de forma satisfactoria.

El débil sistema inmunitario de los bebés los convierte en víctimas potenciales de las alergias, y el polen es uno de los alérgenos más comunes. Su contacto con las vías respiratorias o los ojos provoca una hipersensibilidad con síntomas asociados que, en el caso de la alergia primaveral suelen ser de lagrimeo, hinchazón e irritación de ojos, estornudos y tos.

Se calcula que un 20 por ciento de los niños desarrollan síntomas frente a distintas sustancias alérgenas, una cifra que nos da una idea aproximada de la dimensión del problema a nivel estadístico.

Además de controlar el ambiente con purificadores de aire para alérgicos, la prevención pasa por cumplir el calendario de vacunación, no fumar en su presencia ni en estancias donde él vaya a respirar y, muy importante, alimentarle con la leche materna durante sus primeros seis meses de vida, al menos. Con ello no sólo estamos cumpliendo con las recomendaciones médicas más solventes en cuestión de nutrición infantil, además la esta leche contiene anticuerpos, asegurándonos de que su ingestión no le produce una reacción alérgica.

En niños de corta edad que van ampliando su dieta, hemos de tener en cuenta que la alergia alimentaria está ligada a la sensibilización a ciertos pólenes, pues algunos alimentos tienen proteínas similares al polen. Así, tras ingerir determinados alimentos algunos alérgicos pueden presentar síntomas secundarios como picor en boca y garganta o en áreas más extensas del cuerpo, pudiendo producirse un shock anafiláctico de graves consecuencias. De nuevo, al menor indicio ha de acudirse al médico. El tratamiento homeopático también puede dar buenos resultados en bebés alérgicos al polen, con la ventaja de que sus tratamientos no conllevan los efectos secundarios que suelen tener los medicamentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *