Limpieza y desinfección de los alimentos con ozono

Si nuestra preocupación es la limpieza y desinfección de los alimentos, muy probablemente sea porque no hemos dado con un método lo suficientemente bueno como para dar esta cuestión por solucionada.

Por suerte, en muchas ocasiones es esa insatisfacción la que conduce a encontrar un sistema que sea realmente satisfactorio, como ocurre con la prácticamente infalible tecnología del ozono.

Descubrir las ventajas del ozono ha sido para muchos profesionales todo un hallazgo, pues este gas natural tiene un sinfín de aplicaciones prácticas que facilitan el trabajo, entre ellas la limpieza alimentaria en profundidad.

Su eficacia y manera de desinfectar es precisamente lo que consigue ganar tantos adeptos a este método, que además es inocuo para la salud de quienes lo aplican como para los consumidores y para el entorno.

El alimento tratado ganará en calidad, pues mejoran sus cualidades organolépticas como el aroma o el sabor y también prolongará su vida útil al tiempo que lograremos una higiene profunda incompatible con la presencia de microorganismos, suciedad, restos químicos -pesticidas, hormonas, amoniaco, etc.- y demás suciedades.

Dependiendo de las necesidades que tengamos, ya sean de carácter industrial o por ejemplo relacionadas con el sector Horeca, llevaremos a cabo la ozonización del modo o modos que sea preciso para obtener el resultado buscado. Sin duda alguna, en prácticamente todos los casos puede garantizarse una limpieza que equivale a una total desinfección que superará con creces lo exigido por la normativa sanitaria.

Simplemente habremos de buscar el consejo experto de distribuidores y fabricantes para conocer las tremendas posibilidades del ozono, así como para recibir orientación sobre qué equipo o equipos serían idóneos para solventar nuestros problemas.

Básicamente, el ozono disuelto en aire purifica atmósferas en cámaras frigoríficas o en ambientes interiores donde almacenamos alimentos, mientras el ozono inyectado en agua proporciona una herramienta sin competencia para un rápido lavado de los mismos que desinfecte en profundidad. A su vez, el agua ozonizada es perfecta para la cocina profesional o industrial de alimentos, así como para higienizar utensilios y superficies, incluyendo suelos, paredes, bancadas o cualquier otro elemento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *