Prevención de alergia al polen con purificadores de aire

Tipos de generadores de ozono

Los generadores de ozono domésticos son dispositivos de muy distinto tipo, si bien todos ellos nos ayudan a una misma cosa: higienizar y desodorizar al máximo, de forma totalmente inocua, aquello con lo que entran en contacto, ya sean ambientes o superficies, incluyendo el agua y los alimentos, así como usos cosméticos, de cuidado personal y terapéuticos.

En función del tipo de generador que utilicemos, el tratamiento de ozono nos ayudará a cumplir nuestro objetivo, superando las mejores expectativas siempre y cuando optemos por el aparato adecuado, y precisamente por ello es importante conocer qué nos ofrece el mercado. De hecho, dentro de una marca fiable, la gama de ozonizadores, su mayor o menor potencia, distinto diseño y funcionalidad no determinarán necesariamente una mayor calidad del aparato, ni tampoco hemos de guiarnos por su precio para elegir uno u otro.

La variedad de generadores, en efecto, cumple una función que va más allá de ofrecer más o menos eficacia, pues ésta dependerá en realidad del uso que vayamos a darle al aparato. En este sentido, elegir los generadores de ozono que mejor se adapten a  nuestras necesidades será la clave para sacarle el máximo partido.

Los generadores de ozono de aire son uno de los grandes grupos de generadores de ozono, pero dentro de este tipo encontraremos muy distintos aparatos y modelos de uso doméstico, desde los ozonizadores de enchufe, útiles en espacios reducidos o el ozonizador de coche, que puede sumar la tecnología de iones, a aquellos otros portátiles o de tamaño compacto, ligeros y fáciles de trasladar, que pueden colocarse sobre una mesa, estantería o colgados de la pared.

En función de las diferentes prestaciones, potencia y diseño encontraremos un amplio catálogo de aparatos entre los que poder elegir para llevar a cabo tratamientos ozonizadores de aire.

Los ozonizadores de agua son el otro gran grupo de ozonizadores domésticos. Incluye desde los pequeños ozonizadores que se adaptan al grifo hasta los generadores de ozono que tratan el agua que alimenta la lavadora, el lavavajillas o purifica una red interna o potable,  y también ozonizadores de agua de tipo estándar. Son modelos paralelos a los de agua, portátiles, murales y suelen ser de tamaño reducido y diseño compacto.

Los mixtos son una variación de los ozonizadores domésticos estándar de agua o de aire, con la peculiaridad de que pueden utilizarse para generar aire ozonizado o agua ozonizada de forma alterna. También encontraremos aparatos mixtos que combinan la ozonización de agua con la emisión de iones, cuyo uso puede realizarse de forma simultánea.

Los de uso específico, por último, son dispositivos diseñados para solucionar problemas de desinfección y desodorización concretos. Entre ellos, encontraremos ozonizadores de calzado, ceniceros ozonizadores, cubo de basura ozonizador o, por ejemplo, el ozonizador de nevera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *