Ambientes interiores sin olores

Cómo funciona un generador de ozono

El generador de ozono de uso doméstico basa su funcionamiento en el mismo principio que cualquier otro ozonizador de uso profesional o industrial. En todos los casos se produce ozono en determinadas cantidades, las necesarias para realizar tratamientos que resulten eficaces en función del tipo de aparato de que se trate, por lo que variará en cada caso.

Por lo tanto, la función de un generador de ozono es producir ozono de forma artificial, emulando la producción natural de este gas. Lo hace mediante la generación de una tensión eléctrica que crea las condiciones idóneas para que se genere en cantidades mínimas que son inofensivas, totalmente inocuas para la salud y el medio ambiente.

La generación artificial del ozono es la que permite su uso instantáneo, justo cuando tiene un gran poder desinfectante y desodorizador. Son las moleculas de ozono, formadas por tres átomos de oxígeno, las que producen una oxidación capaz de eliminar polución de todo tipo.

La misma inestabilidad de las moléculas provoca una desinfección y desodorización a través del aire o del agua en la que se inyecta. El aire, el agua o aquellas superficies y objetos que entren en contacto con él quedarán libres de contaminación, incluyendo polución orgánica e inorgánica, desde virus, bacterias, mohos o esporas hasta compuestos alergénicos y partículas químicas.

El tratamiento se realiza en ciclos de unos veinte minutos. Una vez finalizado, el equipo se detiene, bien mediante el uso del temporizador o de otros sistemas de programación más complejos. En todo caso, aunque cada modelo tiene sus características y prestaciones, el funcionamiento de un generador de ozono suele ser muy sencillo, simplemente hemos de accionar el botón de encendido y esperar a que el tratamiento llegue a su fin o, si lo preferimos, también es posible el funcionamiento manual.

Una vez finalizado el tratamiento, el ozono queda convertido en oxígeno, sin producir residuos de ningún tipo. La misma condición del ozono y la facilidad de uso que brindan los generadores domésticos lo convierten en una herramienta infalible, de gran utilidad para mantener nuestro hogar higienizado en profundidad, libre de olores y saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *