Filtros imprescindibles de un purificador de aire

Un purificador de aire moderno se caracteriza por aunar diferentes tecnologías punta de desinfección ambiental para realizar tratamientos conjuntos que nos brinden una atmósfera de alta calidad ambiental.

Dentro de este mecanismo, cuyo fin es conseguir un tratamiento del aire secuencial, los filtros juegan un papel fundamental. Su efectividad se ve acrecentada gracias, precisamente, a esta suma de actuaciones ejecutadas de forma coordinada.

Considerando los distintos filtros que existen en el mercado, así como los avances científicos en filtrado de aire interior, sin duda los filtros Hepa y los de carbón activo pueden considerarse imprescindibles, si bien hay otros muchos de gran eficacia que suelen incoporarse igualmente para mejorar los resultados, como el filtro foto catalítico o el filtro acumulador de polvo estático.

Los filtros Hepa, por un lado, detienen eficazmente las partículas suspendidas en el aire, atrapando incluso las de menor tamaño, medido en micrones o, lo que es lo mismo, aquellas motitas invisibles -de polvo, esporas de moho, polen, ácros y, por ejemplo, caspa de las mascotas- que, precisamente por su pequeñísimo tamaño y ligereza, resultan perjudiciales para la salud, pues se encuentran suspendidas en el aire que respiramos.

Es importante subrayar que sólo los filtros Hepa consiguen esta efectividad, por lo que es fundamental que escojamos un aparato que utilice verdaderos filtros Hepa si buscamos sacarle el mayor partido al purificador.

El filtro de carbón activo también es esencial para que el purificador haga su trabajo del mejor modo posible, es decir, consiguiendo un tratamiento integral a nivel de desinfección y también desodorización. Su base es un carbón natural tratado con oxígeno para así multiplicar su capacidad de absorción, con lo que se consigue una eficaz herramienta gracias a la creación de millones de poros absorbentes en una superficie muy pequeña.

Aunque los filtros Hepa y de carbón activado son esenciales, lo ideal es que también haya unos prefiltros que tambien podríamos conseguir impresdindibles, ya que su función consiste en atrpar las partículas de mayor tamaño con anterioridad, facilitando el trabajo a los filtros Hepa. Y, por último, no olvidemos que tanto los filtros como el resto de las tenologías actúan de forma separada o conjunta, en función de las preferencias y necesidades del usuario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *