Prevención de contagios en guarderías con purificadores de aire

Prevención de contagios en guarderías con purificadores de aire

Si la prevención de contagios es una prioridad higiénico-sanitaria en cualquier establecimiento público, en el caso de las guarderías o escuelas infantiles esta necesaria precaución todavía ha de extremarse más, si cabe.

No en vano, las guarderías son establecimientos de alto riesgo por la elevada concentración de patógenos en el aire y superficies a consecuencia de la misma presencia de niños portadores de distintos virus.

Por norma, las guarderías presentan niveles microbiológicos elevados, por lo que su atmósfera supone una clara amenaza para la salud de los niños.  De este modo, limpiar el aire se convierte en una necesidad que sólo podrá satisfacer un equipo de tecnología de vanguardia que sea tan efectivo como inocuo.

En este sentido, los purificadores de aire son una solución redonda, que consigue un resultado perfecto en estos casos mediante la combinación de distintas tecnologías punta, especialmente diseñadas para purificar la atmósfera en profundidad y de forma continua, siguiendo unos ciclos programados.

Los modernos purificadores combinan la tecnología del ozono, filtros Hepa, filtros de carbón activo, rayos ultravioleta e ionizador, logrando una limpieza a la carta para proporcionar un entorno sguro e higiénico en las guarderías.

Con el simple uso de los purificadores de aire se minimizan las posibilidades de contagios y de contraer infecciones, pues el aire queda limpio, libre de bacterias y gérmenes, además de acabar con olores indeseables.

La limpieza de superficies de todo tipo con agua ozonizada (desde suelos, juguetes, sillas, mesas, bancos, alimentos, etc.) igualmente ofrece excelentes resultados en eliminación de microorganismos y desodorización. El resultado será un ambiente fresco, higiénico, que olerá a limpio.

Aprovechar la eficacia del ozono y su actuación en combinación con otras tecnologías nos proporcionará, de este modo, un ambiente sano que será idóneo para los niños, que no disponen de un sistema inmunológico que pueda afrontar los focos de infección que normalmente existen en estos centros.

La elección de los purificadores de aire adecuados para una determinada estancia será clave para cubrir el área con eficacia y poder programar los tratamientos en función de las circunstancias. En todo caso, su consumo energético y mantenimiento serán mínimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *