Tratamiento del aire con un purificador de aire

El mejor tratamiento del aire en espacios interiores nos lo brindará un purificador de aire de calidad, sin duda alguna. Sin embargo, no todos los equipos reúnen los requisitos mínimos para que esa calidad ambiental pueda ofrecer las debidas garantías.

Un purificador de aire adecuado, por ejemplo, deberá realizar un tratamiento integral del flujo aéreo, lo que implica un tratamiento múltiple, bien de tipo secuencial, en el que participen distintas tecnologías, o una actuación en el modo elegido, en este caso con el objetivo de combatir problemas específicos, como el humo del tabaco, malos olores o alergias al polen, a las mascotas o, por ejemplo, al polvo.

De este modo, un purificador de aire idóneo nos permitirá realizar tratamientos a la carta, en función de nuestras necesidades concretas, y al tiempo dispondrá de sensores para detectar olores y humo, entre otros focos de polución para activarse de forma automatizada.

No en vano, los purificadores son dispositivos inteligentes, que permiten tanto una programación automatizada que mantenga el aire en perfectas condiciones de forma continua como tratamientos manuales que ataquen un determinado problema al momento.

La purificación del aire lograda mediante la suma de sus distintas tecnologías nos garantiza una higiene ambiental inmejorable, gracias a la concienzuda actuación que realizan distintos tipos de filtros (prefiltros, filtros de carbón activo, filtros de titanio y filtros Hepa), junto con el exigente trabajo que llevan a cabo el generador de ozono, el ionizador y los rayos ultravioleta.

El resultado será un aire limpio, sin olores, que dará gusto respirar, oxigenado y fresco, libre de partículas alergénicas y de virus, bacterias y polución de todo tipo, haciendo innecesario el uso de ambientadores y de agresivos limpiadores domésticos de composición química.

Además de ser equipos de diseño compacto, bajo consumo energético y mantenimiento mínimo, el tratamiento del aire se ejecuta de modo totalmente inocuo para la salud y el medio ambiente, con lo que no existen contraindicaciones y su actuación es compatible con la presencia de personas en la estancia. Muy al contrario, todo son beneficios para la salud de toda la familia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *