aguas residuales horticultura

Técnica de desinfección con ozono

La tecnología del ozono nos proporciona las herramientas necesarias para depurar nuestra técnica de desinfección de alimentos, sean cuales sean las necesidades. Sin duda alguna, cuando se precisa una actuación infalible a nivel profesional, el ozono es una opción idónea para un sinfín de situaciones.

Sectores de todo tipo relacionados con la higiene alimentaria encontrarán en este gas natural una ayuda de inestimable valor para conseguir una mejor conservación, una excelente limpieza que potencie la calidad del alimento o, por ejemplo, una higiene que respete la normativa.

Todos estos objetivos son fácilmente logrables con el ozono, pues a su gran eficacia hemos de sumar rapidez de actuación, sencillez de aplicación e inocuidad total para personas y medio ambiente.

Su aplicación a través de equipos diseñados para una actuación manual o automatizada y totalmente segura nos permite llevar a cabo distintas maneras de desinfectar los alimentos mediante aplicando en realidad la misma técnica de desinfección.

La diferencia entre unas u otras aplicaciones dependerá de nuestra preferencia a la hora de optar por una desinfección ambiental o limpieza en seco del alimento o bien por una higiene obtenida gracias a la ozonizacion del agua de lavado.

El agua de lavado es una opción óptima para la limpieza de alimentos frescos como verduras, frutas, pescados o carnes, por ejemplo. Bastará con sumergir los productos en agua ozonizada o con lavarlos bajo el chorro del grifo para obtener resultados fantásticos.

Si la ozonización del aire nos proporciona una atmósfera libre de virus, bacterias, mohos y demás suciedades, el lavado con agua o aire ozonizados conseguirá idéntico resultado en la misma superficie del alimento. Por lo tanto, en todos los casos la técnica de desinfección con ozono redundará en una higiene en profundidad que ayudará a que el almacenaje, el cocinado o el procesado de alimentos cumpla todos los requisitos que estábamos buscando.

La elección del equipo o equipos adecuados para cada uso y circunstancia es clave para sacarle todo el partido al aparato adquirido. Es por ello que se aconseja dejarse orientar por distribuidores y fabricantes antes de hacer la inversión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *