Aumentar la vida útil de frutas y verduras con un ozonizador

Aunque nos parezca imposible, aumentar la vida útil de las frutas y verduras en nuestro hogar es perfectamente factible gracias al ozonizador, utilizando métodos naturales y sin hacer apenas esfuerzo. Como resultado de los avances tecnológicos en ozonizadores de uso doméstico, los tratamientos con este gas natural en agua o aire nos brindan esta posibilidad con unos resultados sin competencia.

El mercado nos ofrece un amplio abanico de ozonizadores de uso doméstico que permiten prolongar la frescura de los vegetales sin apenas esfuerzo, al tiempo que conseguimos minimizar el riesgo de infecciones alimentaris y obtenemos un producto más sabroso y saludable.

Un simple lavado con agua depurada con un ozonizador de piezas de fruta, verduras u hortalizas será suficiente para eliminar la contaminación que pudieran haber en su piel, desde restos de pesticidas o plaguicidas químicos hasta larvas, huevos e insectos, hongos, mohos o suciedad de toda clase.

De este modo, conseguimos devolver a los alimentos a su estado más natural, por lo que recuperarán su aroma y sabor originales al tiempo que degradaremos la capa de etileno, con lo que su vida útil se prolongará de forma significativa.

Partiendo de estas premisas, las claves esenciales para aumentar la vida útil de las frutas y verduras se refieren tanto a aspectos básicos de conservación, como su disposición, el control de la luz, temperatura y humedad, como a la ausencia de plagas que puedan comprometer su calidad.

El ozono será garantía de frescura utilizado de distintos modos, que podrán aplicarse de forma complementaria o aisladamente, en función de las necesidades que se tengan o de lo que se estime más conveniente. Es así que, por ejemplo, junto a un ozonizador de nevera, el agua ozonizada también ayudará en nuestro propósito utilizada para limpiezas regulares para así mantener el frigorífico en perfecto estado.

El lavado de frutas con agua ozonizada antes de guardarse en la nevera es otra de las opciones recomendadas, siempre teniendo la precaución de secarlas bien para no acelerar su putrefacción. Por último, si las guardamos en una despensa o alhacena, la ozonización de la atmósfera ayudará a aumentar su durabilidad.

Imagen de previsualización de YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *