Generadores de ozono para el lavado de frutas

Ozonizador de agua doméstico

Es importante el uso del ozono para la desinfección del agua potable o no potable, y el ozonizador de agua doméstico realiza esta función con gran eficacia. Con su uso, obtenemos un agua de mayor calidad, que cumple con las tres famosas características de ser inodora, incolora e insípida.

La purificación del agua que bebemos es, sin duda, un modo de garantizar la calidad de la misma, y hacerlo mediante la inyección de gas ozono resulta no sólo inocuo sino también beneficioso para la salud, pues la desinfecta y desodoriza gracias a su poder oxidante, que elimina todo aquello que puede resultar perjudicial para nuestro organismo.

Nos referimos a agentes patógenos de todo tipo, así como a partículas químicas como restos de fertilizantes o plaguicidas, e igualmente a cantidades ínfimas pero peligrosas de metales que arrastra el agua en su distribucion desde la planta potabilizadora hasta nuestro domicilio. Hay, en fin, un gran número de elementos contaminantes del agua que pueden alterar su equilibrio (color, sabor y olor) y causarnos graves problemas de salud, ya sea a corto, a medio o a largo plazo.

Es por todo ello que purificar el agua que bebemos es una opción que muchas personas eligen para garantizar la calidad de la misma, incluso en los casos en los que el agua ha sido tratada. Con su ozonización, se refuerza su calidad de potable, lográndose una mayor purificación que resulta saludable y, al mismo tiempo, hace que beberla sea una experiencia más placentera.

Por otra parte, el agua ozonizada es ideal para un uso tan práctico como es la cocina, pues a menudo necesitamos cocer alimentos o hervir pasta, arroz o hacer cualquier plato que requiera de agua. En otros casos especiales, también muy habituales, puede utilizarse con total seguridad para hacer la comida de un bebé o de una persona convaleciente. Ya se trate de unas u otras situaciones, el agua ozonizada nos evita tener que gastar agua embotellada y siempre resulta más confiable que el agua potable, especialmente en algunos lugares en los que el agua del grifo no ofrece demasiadas garantías sanitarias.

El ozonizador de agua doméstico es un equipo idóneo para proporcionar un agua pura y confiable, aunque si pretendemos tratar agua no potable hemos de tener siempre en cuenta que el estado de la misma puede requerir ozonizadores profesionales. Así, se impone un primer análisis del agua y una consulta con fabricantes o distribuidores de dispositivos de ozono para determinar qué equipo sería el más adecuado para obtener los mejores resultados.

Igualmente, podemos ozonizar el agua domestica residual para, una vez purificada, darle nuevos usos que nos permitan ahorrar este recurso escaso de gran valor. Algunas ideas podrían ser el riego de plantas, el lavado del coche o su uso para la limpieza del hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *