Ozono en la eliminación de olores en clubs de fumadores

Eliminacion olores clubs fumadoresLos clubs de fumadores son espacios interiores de gran carga ambiental, donde la polución debe erradicarse con sistemas de desinfección profesionales. Se trata de una actuación muy exigente que, realizada con ozono, será idónea para llevar a cabo una limpieza integral que consiga acabar con partículas nocivas y olores.

Por muy acostumbrados que estén los fumadores a los ambientes cargados, lo cierto es que el humo enrarece el aire provocando una incómoda sensación de ausencia de oxígeno que, además, resulta nefasta para la salud.

Y si bien en los clubs de fumadores se fuma, algo obvio, ello no significa que todas las personas que lo frecuenten lo hagan, por lo que con más razón se hace necesario extremar las medidas de purificación ambiental para mantener el aire lo más limpio posible.

Habida cuenta de que en un club de fumadores el humo es una constante, se requieren sistemas de limpieza ambiental realmente eficaces, por lo que la ozonización constituye una opción perfecta que no tiene competencia por sus beneficios y puntos fuertes.

En efecto, el ozono destaca por su doble ventaja de eficacia e inocuidad máximas. Asimismo, los generadores de ozono consiguen una gran eficiencia gracias a un funcionamiento de nivel profesional que nos ayuda a limpiar el aire y hacerlo más respirable, pues además el ozono vuelve a convertirse en oxígeno una vez ha realizado la actuación.

La oxigenación del ambiente gracias a tratamientos regulares y automatizados de ozono supone de forma simultánea una higiene del local gracias a la oxidación propiciada por este gas natural. De hecho, en un club de fumadores su actuación supondrá la destrucción de las partículas que provocan el típico olor a tabaco, haciéndolas desaparece y previniendo los efectos perjudiciales que tanto daño hacen a fumadores y, por supuesto, también a los fumadores pasivos.

El ozono disuelto en aire en cantidades mínimas consigue grandes resultados que también eliminarán otros olores como los procedentes de comida o de la afluencia misma de numerosa clientela. Igualmente, se puede llevar a cabo una limpieza con agua ozonizada para eliminar el olor de superficies de todo tipo, incluyendo tejidos, vajilla, mesas, puertas, paredes y demás objeto o mobiliario.

En suma, se trata de eliminar el olor a tabaco de un modo integral aprovechando las ventajas del ozono para llevar a cabo una desinfección que sume higiene y desodorización, alcanzando hasta el rincón más escondido.

Sólo con los equipos de tratamiento de aire interior que utilizan la tecnología del ozono conseguiremos un aire renovado, libre de pestilencias para así lograr que ese club de fumadores, un lugar donde fumar está permitido, sea un espacio limpio que no apeste a tabaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *