Limpieza de habitaciones de hotel con ozono

Limpieza de habitaciones de hotel con ozonoEliminar olores y desinfectar en profundidad, de un modo totalmente inocuo, son las grandes ventajas de la tecnología del ozono, por lo que resulta fácil comprender que su uso sea de gran utilidad para la limpieza profesional. En particular, la limpieza de habitaciones de hotel con ozono se revela como una solución idónea para mantenerlas en perfecto estado en todo momento.

Gracias al uso de ozono en hoteles simplificaremos al máximo la limpieza de las habitaciones, logrando un resultado óptimo con tan sólo un sencillo tratamiento realizado durante unos pocos minutos en los que se desinfectará la habitación entera, incluyendo mobiliario, suelos paredes, cortinas y superficies de todo tipo.

Bastará con el uso de un cañón de ozono para mantener en buen estado y sin olores todas las habitaciones, pues las necesidades se reducen a los momentos en los que salen los huéspedes. Aunque, por supuesto, el ozono nos permite una limpieza cotidiana perfecta gracias a otros dispositivos que generan agua o aire ozonizados, por lo que su uso sería complementario, perfecto para un mantenimiento de superficies y ambientes.

El ambiente de calidad en los cuartos de baño es otro de los habituales problemas que soluciona el ozono bien con equipos ozonizadores que se activan de forma regular y automatizada o con modernos purificadores de aire, más adecuados en aseos de mayor tamaño, como los que pueda haber junto a un hall o en el restaurante.

En las habitaciones bastará con un pequeño ozonizador en el aseo para conseguir y mantener un ambiente agradable y limpio, sobre todo en los cuartos de baño que tienen una ventilación deficiente, por otra parte muy comunes.

El agua ozonizada, por otra parte, sirve para realizar la limpieza en varios sentidos, tanto de la ropa blanca (sábanas, cubres, toallas, albornoces, etc.) como de puertas, inodoros y demás superficies lavables. Y, muy importante, la ozonización del agua empleada en la limpieza garantiza el control de la contaminación detectada en los materiales de limpieza, como las bayetas o esponjas.

Una  limpieza integral también necesitará de una intensificación de la higiene con ozono en las superficies más contaminadas en las habitaciones, como puedan ser los teléfonos, los pomos del baño, de los armarios o de los cajones, así como el cabecero o en los interruptores de las mesitas de noche. Por último, es obligatoria la limpieza periódica con ozono de los conductos de aire de los climatizadores para evitar posibles enfermedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *