Tratamientos de desinfección con ozono

Eliminar olores en el coche

La acción desinfectante e higiénica del ozono destruye de una manera inmediata y permanente las moléculas y los gérmenes que causan malos olores sin ningún tipo de residuos químicos, por lo que resulta muy indicado para ser utilizado en cualquier caso sin llegar a perjudicar ni nuestra salud ni el medio ambiente.

Uno de los usos más extendidos de los ozonizadores es el que se da para eliminar los olores que se aglomeran en un vehículo, ya que el ozono destruye gracias a la oxidación, las bacterias y los virus que flotan en el ambiente y que causan la aparición de los malos olores.

En un coche, por su reducido espacio, es habitual que se concentren olores de tabaco, de gasolina, de olores corporales, de humedades e incluso del propio aire acondicionado del vehículo, pero no por eso se debe renunciar a respirar un ambiente saludable mientras se está conduciendo o viajando en uno de ellos. Para solucionar este problema  existen unos generadores de ozono que se utilizan a nivel profesional, sobre todo en autobuses, autocares, trenes o coches públicos, como los taxis, que destruyen los microorganismos que flotan en el ambiente de una manera limpia y segura a la vez que dejan un agradable aroma a limpio.

A diferencia de los ambientadores de automóviles que sólo consiguen disimular durante muy poco tiempo cualquier tipo de mal olor, un generador de ozono ataca de raíz la fuente que provoca dichos olores, algo que consiguen estos aparatos que fabrican de una manera artificial el ozono.

Un tratamiento con ozono consigue eliminar los olores que se impregnan sobre todo en los tejidos de las tapicerías de cualquier tipo de automóvil y que pueden llegar a provocar una sensación desagradable al entrar en ellos por lo que existen ionizadores de aire para los coches y que suelen ir conectados a los mechero de éstos que ionizan el aire de polvo, bacterias y malos olores por lo que están especialmente recomendados para personas alérgicas tanto a los ácaros como a cualquier tipo de microorganismos ya que mediante la aceleración que produce un generado de ozono de la oxidación, se consigue destruir completamente el aire enrarecido en estos pequeños lugares donde pasamos tanto tiempo a la vez que ayudan a retrasar la multiplicación de cualquier tipo de gérmenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *