Eliminar el olor a tabaco

Eliminar el olor a tabaco

Eliminar el olor a tabaco es una misión difícil en espacios cerrados, sobre todo si la ventilación es deficiente. Oficinas, despachos, discotecas, bares, casinos o cualquier otro local de ocio que padezca este problema quedarán perfectamente purificados gracias a la actuación de la tecnología del ozono.

Bien mediante una serie de tratamientos de ozono manuales, programados de forma automatizada o con sensores de humo incorporados en aparatos purificadores de aire podemos acabar con el problema de forma definitiva.

La simple repetición del tratamiento conseguirá una calidad ambiental libre de olores de todo tipo, incluyendo el olor a tabaco y la misma presencia de las partículas que lo provocan.

Si el olor a tabaco está incrustado en paredes y mobiliario el ozono también brinda la posibilidad de realizar tratamientos de choque. En tan sólo unos minutos podemos higienizar cualquier estancia, tanto su atmósfera como las distintas superficies, incluyendo cortinas, tapizados y demás.

Además de recuperar la calidad ambiental allí donde haya espacios reservados para fumadores, el ozono purifica y previene que llegue el humo de terrazas y zonas exteriores anexas donde sí se fume. No en vano, fumar a las puertas de los establecimientos del canal Horeca o de unas oficinas incrementa la concentración de nicotina y de partículas en el interior.

Es por ello que el ozono se revela como una herramienta de inestimable valor para higienizar ambientes polucionados directamente por la presencia de humo al tiempo que actúan como preventivos en zonas limpias a las que puede llegar fácilmente el olor y otros efectos negativos del tabaco.

El lavado con agua ozonizada también es interesante para erradicar el olor a tabaco en manteles, ropa de cama u otro tejido. Bastará la inyección de ozono en el agua que alimenta la lavadora para obtener resultados fantásticos con una mínima cantidad de detergentes y sin necesidad de utilizar agua caliente.

En todos los casos, los equipos ozonizadores nos resultarán una inversión inmejorable si valoramos la eficacia obtenida, el precio asequible de los aparatos, su mínimo gasto energético y la comodidad de uso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *