Qué es el ozono

Qué es el ozono

Como es sabido, el ozono se forma naturalmente en la atmósfera y su símbolo químico es O3,  constituyendo un gas inestable que se transforma rápidamente en oxígeno. Sin embargo, pese a ser un oxidante muy poderoso con muchos usos prácticos, sus aplicaciones profesionales e industriales requieren de una generación controlada mediante unos equipos denominados generadores de ozono.

El ozono utilizado de forma comercial es sustancialmente el mismo que el que se encuentra en la atmósfera, si bien su producción a la medida de las distintas necesidades nos garantiza una inocuidad tal que incluso puede aplicarse en presencia de personas y no afecta en absoluto al medio ambiente.

Muy al contrario, el ozono puede mejorarlo, como ocurre con la misma ozonoterapia o, sin ir más lejos, cuando ozonizamos ambientes interiores para mejorar su calidad ambiental.

En este mismo sentido, se utiliza el agua para mejorar la gestión ambiental de las empresas que realizan vertidos de aguas residuales o para purificar aguas de los mismos entornos naturales, entre otras muchas aplicaciones en entornos profesionales para la mejora de procesos industriales.

La actuación del ozono se basa, en suma, en la oxidación gracias a su elevado índice de reacción, lo que lo hace idóneo para  ser usado en procesos de desinfección y desodorización en profundidad de superficies y atmósferas.

Su poder para descomponer sustancias y atacar a los microrganismos proporciona una doble actuación higienizante y eliminador de olores en atmósferas o en superficies, tratables con ozono inyectado en agua o en aire.

Su eficacia se combina con un eficiente modo de funcionamiento que en muchas ocasiones automatiza las actuaciones para un tratamiento exacto que, además, no incrementa el trabajo en lo más mínimo.

Frente a alternativas químicas o mecánicas, el ozono tiene numerosas ventajas, como su fácil producción para su utilización inmediata, su inocuidad tras una rápida transformación en oxígeno o su enorme eficacia frente a suciedades, olores, bacterias y otros agentes patógenos.

Cualquier necesidad de higiene y/o desodorización en el ámbito industrial o profesional encontrará su solución mediante el ozono. Simplemente se ha de contactar con los fabricantes o distribuidores de equipos de ozono para obtener una adecuada asesoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *