Importancia del ozono en los planes APPCC

Ozono en la higiene alimentaria

Los servicios de desinfección que utilizan la tecnología del ozono para tratar atmósferas, agua y superficies de trabajo o almacenamiento  logran una higiene y seguridad alimentaria tanto en industrial como en los establecimientos del sector Horeca.

Tal y como se ha probado sobradamente, el ozono tiene ofrece grandes ventajas a la hora de manipular o conservar alimentos frescos y en conserva o incluso los sometidos a un complejo proceso de elaboración, como es el caso del vino.

Pescados, carnes, frutas, verduras y todo un gran abanico de productos naturales con los que trabaja la industria alimentaria se conservan de un modo óptimo si recurrimos a la desinfección con ozono para maximizar su frescura, así como para conseguir una seguridad garantizada por una perfecta desinfección de la materia prima y del entorno.

Cámaras refrigeradas, almacenes, salas blancas, áreas de manipulación, incluso de producción y hasta los mismos camiones frigoríficos o espacios en los que se transporten pueden beneficiarse del ozono con el triple beneficio de lograr un producto higienizado, que conserva su mejor aspecto durante más tiempo y libre de olores, exhalando sólo su propio aroma natural.

El sector Horeca (hoteles, restaurantes, cafeterías, bares, etc.) también requiere de equipos ozonizadores para conseguir un tratamiento profesional exigente de los alimentos a la hora de almacenarlos, manipularlos y prepararlos. Y, tanto las necesidades industriales como profesionales requieren de tratamientos con ozono tanto en el alimento en sí como en el entorno, lo que incluye la desinfección ambiental y de superficies de todo tipo.

Los generadores de ozono idóneos para cada una de estas funciones dependerá de las dimensiones del espacio a tratar, así como de los efectos deseados o del alimento de que se trate. En todo caso, el asesoramiento experto de fabricantes y distribuidores nos orientará al respecto sobre lo que sea más conveniente para alcanzar los mejores resultados del modo más eficiente y sencillo.

En algunas ocasiones, sobre todo si las necesidades industriales son muy específicas, existe la posibilidad de diseñar equipos a la medida de lo que se precise. Por lo demás, el mantenimiento y control bacteriológico se realiza de forma periódica, adjuntándose los correspondientes certificados sanitarios conforme a la normativa vigente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *