esterilizador de chupetes y tetinas

Esterilizador de chupetes de ozono y UV

Aunque el mismo nombre del esterilizador de chupetes parezca descartar la posibilidad de otros usos, nada hay más lejos de la realidad, pues se trata de un dispositivo capaz de higienizar una gran variedad de objetos de pequeño tamaño.

En efecto, más allá de los chupetes o las tetinas de biberón, el esterilizador logra resultados igualmente seguros y eficaces con un sinfín de objetos que deseemos desinfectar. El poder germicida del ozono y de los rayos ultravioleta, por lo tanto, harán su trabajo con su habitual eficiencia con aquellos elementos que introduzcamos en su interior.

Como ocurre con chupetes y tetinas, también el resto de objetos introducidos necesitan un pequeño lapso de tiempo para ser desinfectados con una eficacia certificada del 99,99 por ciento de eliminación de gérmenes, según laboratorios independientes de prestigio.

Un uso estrella de estos dispositivos que no podemos olvidar es la desinfección de fundas y aparatos dentales, si bien tanto en este caso como en el resto, incluidos, por supuesto chupetes y tetinas, una idea es utilizar el esterilizador de chupetes como estuche para guardarlos. Tengamos en cuenta, además, que durante las siguientes seis horas tras la desinfección, ésta se conserva intacta, comenzando a contaminarse a partir de ese momento o en el mismo instante en el que entra en contacto con el ambiente exterior.

Por lo demás, la misma actividad cotidiana es una fuente de inspiración perfecta para encontrar los mejores momentos para su uso. Sólo con tenerlo a mano encontraremos un buen número de ocasiones de lo más variadas para utilizarlo. Ya sea dentro como fuera de casa, en una habitación de nuestro hogar donde el niño suele gatear, tomar el biberón o jugar con objetos que suelen caerse al suelo.

También resultaría de gran utilidad en los viajes o, sin ir más lejos, en una salida al parque o, por qué no, si has de darle pautas sencillas y rápidas a un canguro ocasional sobre cómo actuar aunque, nadie lo duda, su uso también es de lo más práctico y eficaz si el canguro es habitual y tiene todo el tiempo del mundo para aprender. Porque, lógicamente, cuando un producto tiene todas las ventajas y  ningún inconveniente, su uso se impone de forma natural y sistemática, como es el caso de estos esterilizadores, que trabajan de forma rápida, silenciosa, sencilla, eficaz, económica y sin necesidad de recambios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *