Aumento de la calidad de alimentos cámaras frigoríficas con ozono

Eliminar malos olores en las cámaras frigoríficas

El proceso de producción y distribución alimentarias requieren del respeto de una serie de normas higiénico sanitarias para no romper la cadena del frío para que se conserven en perfecto estado higiénico sanitario y también para que su vida útil sea lo más larga posible.

La frescura de los alimentos frescos que requieren refrigeración es todo un reto que el uso del ozono puede lograr durante mucho más tiempo que con la utilización de otros métodos. Inocuo y con una potencia de actuación, el poder germicida y esterilizador del ozono desodoriza y combate con eficacia cualquier riesgo de proliferación de microorganismos en los alimentos perecederos.

Gracias a la desinfección con ozono, de este modo, los productos alimentarios como el pescado, las carnes, frutas u hortalizas pueden mejorar en gran medida su control bacteriológico y de desodorización en salas refrigeradas. Un aspecto importantísimo, por otra parte, para controlar y prevenir las contaminaciones cruzadas.

Igualmente, puesto que los olores suelen ser consecuencia de un foco de putrefacción nos encontramos con que el ozono resulta un arma eficacísima a la hora de impedir tanto ésta como los olores que podría generar su aparición.

La inyección de ozono en cámaras refrigeradas es el método empleado para conseguir erradicar pestilencias y eliminar malos olores, es decir, para brindarnos alimentos con sus propiedades originales intactas, libres de olores, de gérmenes, mohos, suciedades y también de restos de pesticidas.

Igualmente, los olores intensos pueden no obedecer a una mala conservación, sino simplemente ser consecuencia de la misma concentración de alimentos en un pequeño espacio. En estos casos, corremos el peligro de que los olores se mezclen si el lugar donde refrigeramos los alimentos contiene diversos tipos de productos, algo que suele ser lo más habitual. El ozono también puede ayudarnos en estos casos, ya que sus resultados conllevan esta ventaja también de un modo añadido.

La instalación del equipo de ozono que precisemos debe ser una labor encomendada a distribuidores y fabricantes, que nos asesorarán convenientemente en función de nuestras necesidades y circunstancias. Sea cual fuere nuestra particular situación, a buen seguro que la tecnología del ozono podrá ofrecernos una inmejorable solución.

Encuentra aquí más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *