Cómo funciona un ionizador de aire

Ionizadores para acabar con los olores

Utilizar los ionizadores domésticos como medida para la eliminación de olores nos permitirá disfrutar de una atmósfera saludable en ambientes interiores. Esto es así porque la emisión de millones de iones negativos limpian y refrescan el aire.

Inocuo, efectivo, sencillo y terapéutico, el ionizador de aire elimina por completo los olores de todo tipo (mascotas, humo, comida, cambio de pañales y cualquier otro olor fuerte o persistente.. ) con tan sólo tenerlo conectado.

El flujo potente de iones negativos ataca las partículas de olores suspendidas en la atmósfera para hacerlas caer al suelo, y lo mismo hace con ácaros, polen, polvo, bacterias, virus y demás partículas orgánicas o inorgánica que puedan ser dañinas para nuestra salud.

Por lo tanto, ataca de forma segura tanto los olores como los gérmenes, cuya carga es positiva, atrayéndola con sus iones negativos, que las atraen magnéticamente y acaban por precipitarlas al suelo, donde ya no nos ocasionan problemas. Ahora, además, ya podemos barrerlas o aspirarlas fácilmente para eliminarlas de nuestro entorno.

En su lugar, el ambiente queda limpio, los olores neutralizados. Gracias a esta tecnología de desinfección ambiental silenciosa, con un mínimo consumo energético y prácticamente un nulo mantenimiento, logramos una desodorización natural. El resultado será como respirar un ambiente similar al de la hierba mojada después de una tormenta.

Sus usos prácticos son numerosos, tanto en el hogar como en la oficina o en cualquier ambiente interior que deseemos purificar. Su poder para eliminar olores es especialmente útil en baños, cocinas, habitaciones donde cambiamos al bebé, fumamos o cualquier otra estancia frecuentada por personas alérgicas a mascotas o con problemas respiratorios, ya que lograremos la doble función de desodorizar y eliminar las partículas alergénicas.

La elección del modelo depende del uso que deseemos darle y del espacio que haya que cubrir. Los ionizadores son dispositivos electrónicos diseñados de tal modo que permiten un funcionamiento continuo, a ser posible con las ventanas y las puertas cerradas, si bien también son eficaces con un uso circunstancial. Deberemos colocar un ionizador por cada estancia si deseamos un funcionamiento simultáneo, ya sea para uso doméstico o en estancias de mayor amplitud, como son los locales públicos o los centros de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *