beneficios de la ozonoterapia

Beneficios de la ozonoterapia para la salud humana

La ozonoterapia se basa en los efectos beneficiosos del gas ozono para el organismo humano, por otra parte bastante numerosos. El ozono actúa como un antioxidante en el cuerpo del hombre así como un estimulador de los glóbulos blancos, responsables del aumento de las defensas para el organismo frente a las diferentes agresiones externas como por ejemplo las infecciones. Además detecta las células mutágenas que pueden llegar a producir enfermedades autoinmunes o incluso cáncer. Con el uso del ozono también se incrementa el nivel de glóbulos rojos lo que favorece el transporte del oxígeno hacia las células con lo que se mejora la circulación de la sangre.

Todos estos beneficios del ozono al que se debe sumar que es un poderoso germicida que elimina bacterias, virus y hongos, hace que sea especialmente indicado para diversas aplicaciones de tipo terapéutico que van desde carcinomas, enfermedades de tipo cerebral como esclerosis o parkinson, hasta trastornos de tipo circulatorio, hepatitis, enfermedades de la vesícula o cistitis. También se puede tratar con el ozono enfermedades de tipo reumatológico, varices, fisuras, hemorroides, colon irritable e infecciones de los genitales.

Así mismo el ozono también es utilizado para paliar diversas enfermedades de la piel como heridas que se resisten a cicatrizar acné, fístulas, hongos, herpes o quemaduras.

El ozono que se utiliza para tratamientos medicinales es una mezcla de éste con oxígeno que se realiza con un equipo especial y que produce un gas con diversas concentraciones de ozono dependiendo del tratamiento y de la patología a tratar y que al entrar en contacto con el cuerpo consigue producir cambios químicos terapéuticos.

El ozono consigue curar al mejorar el metabolismo en general actuando sobre la circulación de la sangre y mejorando los tejidos afectados. También tiene un efecto vacuna ya que el ozono induce a los leucocitos a actuar con mayor agresividad lo que logra que los virus sean atacados con más fuerza y mucho más rápidamente. Por otra parte este gas no se puede inactivar por los sistemas enzimáticos por lo que actúa ante cualquier tipo de agresor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *