Cómo eliminan los malos olores los ozonizadores

Ozono en la eliminación de malos olores

El ozono es un gas natural que nos permite decir adiós para siempre a los olores molestos, ya se trate de la higiene personal, doméstica o de la conservación de los alimentos.

Como es sabido, el ozono tiene un tremendo poder oxidante que acaba con los compuestos perjudiciales para nuestra salud de procedencia orgánica o inorgánica, una limpieza que lleva aparejada la desaparición de olores.

La razón de este doble efecto purificador que desinfecta y desodoriza hay que buscarlo en el proceso de ozonólisis, que consiste en la destrucción de la misma estructura de las moléculas, haciéndolas desaparecer de un modo irreversible y definitivo. Así pues, el tratamiento del aire o del agua con ozono es un método infalible para conseguir una limpieza profunda de la atmósfera o de las superficies tratadas.

Su uso en el ámbito profesional convierte al ozono en una opción segura y eficaz para eliminar olores mientras desinfectamos de forma natural.

En el ámbito profesional, por ejemplo en lavanderías, tintorerías, limpieza de coches, restaurantes, cafeterías, hoteles y otros establecimientos del sector Horeca el ozono se ha revelado como una solución perfecta para conseguir que los ambientes interiores o distintos objetos  y superficies (utensilios de cocina, vajilla, moquetas, cortinas, colchas, muebles, paredes, etc.) adquieran, conserven o recuperen un olor natural o neutro, que sea tan saludable como agradable.

En el sector doméstico, por su parte, el ozono tiene un sinfín de aplicaciones prácticas para controlar o eliminar olores de todo tipo, bien procedan del exterior o del interior de la vivienda. No importa que tengan un origen químico (ambientadores, productos de limpieza del hogar, barnices, pinturas ) u orgánico, en este caso como resultado de la presencia de muchas personas en una misma casa, de mascotas, de enfermos o de bebés, pongamos por caso.

En la higiene personal, el ozono también es muy recomendable en la eliminación de olores corporales. Ducharnos o lavarnos parcialmente con agua ozonizada higieniza nuestro cuerpo, mimando la piel y eliminando por completo los olores provocados por el sudor, el tabaco o por cualquier otro motivo.

Sea cual sea nuestra necesidad, dispondremos del modelo perfecto. Existen ozonizadores de todo tipo para uso profesional o doméstico que dan solución a problemas causados por olores, erradicándolos de forma inocua para nuestra salud y el entorno. Elegir el modelo adecuado es fundamental para tener una experiencia exitosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *