Ozono para eliminar los olores del hogar

Limpiar un ambiente enrarecido y eliminar los olores de forma rápida, fácil, segura y saludable es la función y el logro de los ozonizadores domésticos. La tecnología del ozono nos permite conseguir grandes resultados en desodorización e higiene de forma simultánea, pues el gas ozono trabaja para crear ambientes sanos y agradables por igual, libre de olores, sin necesidad de camuflarlos.

El ozono inyectado en aire nos permite desinfectar ambientes y sus respectivos olores, dejando un ambiente limpio y oxigenado. Este uso tiene gran importancia, pues se utiliza de forma muy versátil en una larga lista de espacios de nuestro hogar: frigoríficos y alhacenas (además prolonga la vida de los alimentos perecederos), cuartos trasteros, comedores, cocinas, baños, habitaciones donde se cambian los pañales o se fuma, etc.

Del mismo modo, el ozono puede trabajar disuelto en agua, consiguiendo resultados con igual eficiencia que en atmósferas. De hecho, existen dispositivos mixtos, que nos permiten ozonizar con agua o con aire en función de nuestras necesidades de cada momento.

Hacer la limpieza doméstica con agua ozonizada, por ejemplo, nos permite desodorizar todo aquello que limpiemos y, por supuesto, de paso desinfectemos. El poder oxidante del ozono actúa de forma simultánea en ambos frentes, destruyendo la estructura de los compuestos (orgánicos o inorgánicos) que pueden ser dañinos para nosotros (bacterias, virus, mohos, ácaros, pólen, pelos de las mascotas, polvo, etc.) o simplemente molestos, como los olores.

Teniendo a nuestro alcance la tecnología del ozono -eficiente, segura, fácil y rápida-, se hace ilógico buscar una desinfección con productos de limpieza de composición química o, sin ir más lejos, utilizar ambientadores que resultan peligrosos para nuestra salud.

Basta con utilizar ozonizadores de agua allí donde deseemos una limpieza profunda, si bien hemos de tener presente que hemos de renovarla cada media hora para conservar toda su eficacia.

Acabar con los olores provocados por humedades en los baños o en otras estancias de la casa es sencillo combatiendo su origen: los mohos y hongos que se forman en las paredes y techos de la casa. Afortunadamente, el ozono los eliminará, haciendo que la cada recupere su olor propio y vuelva a ser un hogar saludable, que nos ofrezca una mayor calidad de vida.

El ozono disuelto en aire también higieniza y quita los olores que pueden desprender tejidos, ya sea por la dificultad de su lavado (peluches, cortinas, colchas, abrigos, etc.) o por ser recién comprados, como ocurre con las alfombras nuevas. Por último, resulta muy eficaz en la eliminación de los olores propios de las pinturas, barnices, colas o pegamentos, así como de cualquier otro elmento tóxico que desprenda olores fuertes en el hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *