Eliminación de legionella en industria con ozono

Generadores de ozono para limpiar pescado en el propio hogar

El ozono es un potente desinfectante que no resulta perjudicial para el organismo humano y con el que se puede lavar el pescado bien fresco que se haya comprado y con el que se4 conseguirá mejorar el aspecto de este alimento, así como mejorar su conservación y acentuar su sabor, a la par que eliminar todos aquellos molestos olores procedentes de él y por otra parte tan característicos.

Además el uso del agua ozonizada con generadores de ozono nos garantiza una seguridad alimentaria en el momento de ser consumido, eliminando de paso problemas como la listeria y la salmonella.
El proceso de lavado con ozono hace que aumente la coloración y el brillo del pescado, eliminando también todo tipo de mucosidades externas que puedan poseer en caso de no haberlas eliminado anteriormente el distribuidor que nos lo proporciona.

Con un simple lavado con generadores de ozono se puede acabar con ese desagradable olor de pescado que suele quedarse impregnado en las manos de quien lo cocina. Además se eliminan de una manera radical cualquier tipo de bacterias o de virus, siendo mucho más eficaz incluso que el cloro y por supuesto, no deja ningún tipo de residuos químicos ni en el agua con la que se haya procedido.

Como ejemplo cabe destacar que el congrio dura mucho más tiempo en perfecto estado (hasta dos semanas) y que la merluza recobra la dureza de su piel y el rojo de sus agallas, al ser lavados con agua ozonizada.

La desinfección con ozono también resulta una medida ideal para conservar este tipo de alimentos dentro del frigorífico y gracias a su poder desodorante y germicida, evitan que se mezclen los olores entre los distintos tipos de alimentos que pudieran estar en la nevera.

Existen diversos dispositivos que resultan adecuados para la ozonización del pescado y que su elección dependerá de las necesidades en particular de cada persona a la hora de desinfectar los alimentos. Los hay de conexión eléctrica, portátiles o simplemente de agua y cualquiera de ellos son perfectos para ser utilizados para la desinfección y conservación de los alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *