Tratamientos de Aguas Residuales con Ozono

Brote de legionella en el spa de un hotel de Calpe

Todo apunta a que el brote de legionella detectado en Calpe tuvo su foco en el hotel Diamante Beach de esta ciudad alicantina, que a través del spa ya ha contagiado a16 personas, por el momento.

La investigación que analizaba la procedencia de la bacteria que provocaba a los afectados síntomas de neumonía provocada por legionella apuntó priero al hotel, y días después los resultados apuntaban al spa del mismo establecimiento.

Las sospechas se dirigieron hacia este hotel porque todos los afectados estuvieron alojados en el mismo, procediéndose a su cierre cautelar y a la activación del protocolo de actuación por parte de las autoridades sanitarias. Pero no sólo por eso, ya que el Defensor del Paciente, Carmen Flores, ha solicitado a la fiscal jefe de Valencia, Teresa Gisbert, que investigue de oficio si ya se conocía que el foco estaba activo en este mismo hotel desde meses antes. Su petición la han suscitado las declaraciones del director de Salud Pública, quien reveló que en mayo una analítica detectó la presencia de la bacteria de la legionela en el spa y la advertencia de un nuevo brote en este mismo spa que, con fecha de 25 de mayo, hizo el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC). Aquella alerta de riesgo, por lo visto, sí se les comunicó a los operadores turísticos europeos, pero la consellería de Sanidad no llegó a advertir sobre ello.

Actualmente, una vez se eliminen las bacterias causantes de la infección se procederá a su apertura. El conseller de Sanitat de la Generatitat de Valencia, Luis Rosado, explicó que la infección ha de erradicarse por completo para poder abrir en condiciones suficientente seguras.

Hasta que estas condiciones puedan darse, Sanidad tiene la intención de reabrir el hotel, pero todavía sin acceso al spa, donde las pruebas realizadas apuntan como probable origen del foco. Aunque actualmente no se han encontrado elementos de infección por legionella, la cautela aconseja “ser cautos y dejar que finalice el brote anterior, que se ha desarrollado con 16 casos demostrados”, ha indicado.

Los casos podrían ser más numerosos, pues se da la circunstancia de que los huéspedes del hotel suelen ser turistas que proceden de distinas partes de Europa, y ello dificulta la contabilización. Además, la enfermedad suele incubarse durante unos diez días, por lo que todavía serían de esperar nuevos casos.

La legionella es una enfermedad que se propaga a través del agua, y que se puede controlar con las debidas precauciones higiénico-sanitarias. Sus síntomas gripales, y suele presentarse como una infección pulmonar de evolución favorable, pero que también puede agravarse dependiendo del estado de salud o vulnerabilidad del paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *