Procedencia del Agua Potable

Generadores de ozono para potabilizar aguas

La potabilización de aguas mediante técnicas de ozonación se utiliza desde hace largo tiempo tanto en todo el mundo. El uso de generadores de ozono en el tratamiento de aguas permite aprovechar su eficacia desinfectante para conseguir un agua higienizada, que elimine los compuestos perjudiciales para la salud.

Cada vez son más las plantas potabilizadoras que utilizan el ozono como una de las fases del proceso de potabilización. Pero, además de depurarse el agua en estas plantas, una acción llevada a cabo por los gobiernos municipales para el abastecimiento de la población, igualmente podemos conseguir agua potable nosotros mismos a partir de agua residual o agua que no haya sido potabilizada, es decir, cuya calidad no aconseje utilizarla para los usos propios del agua potable.

Sirviéndonos de generadores de ozono, y siempre con unas infraestructuras previas necesarias para poder instalarse de forma conveniente, lograremos potabilizar agua de forma sencilla, rápida e inocua para la salud y el medio ambiente.

Elegir el dispositivo que nos conviene depende de nuestras necesidades, por lo que la elección, instalación y el mantenimiento de los equipos necesarios ha de correr a cargo de expertos en la materia, que asesoran sin compromiso para que los resultados sean satisfactorios y, sobre todo, fiables. La eficacia del agua potable obtenida ha de venir acreditada por laboratorios independientes que, para una mayor seguridad, certifiquen el cumplimiento de la normativa nacional e internacional.

En el ámbito doméstico, la purificación del agua mediante ozonizadores de agua o generadores de ozono de aire y agua permite mejorar la calidad del agua ya potabilizada. Tengamos en cuenta que el agua potable cumple los niveles de calidad exigidos antes del transporte, por lo que durante el trayecto a través de los distintos conductos y cañerías puede contaminarse.

Del mismo modo, los ozonizadores nos brindan un agua libre de olores y sabores a cloro y otras sustancias con las que se desinfectan las aguas en las plantas potabilizadoras. Por lo tanto, el agua potable ozonizada es más pura, saludable y agradable de beber. No en vano, numerosos estudios atribuyen propiedades terapéuticas a la simple ingestión de este agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *