Esterilizador de cepillos de dientes como método preventivo de enfermedades

Los esterilizadores de cepillos de dientes por rayos ultravioleta son unos pequeños dispositivos idóneos para evitar infecciones que pueden producirse al utilizar un cepillo contaminado.

En ciertas ocasiones, el uso de un cepillo sin realizar una correcta limpieza del mismo nos puede ocasionar más problemas que beneficios. Tengamos en cuenta que se trata de una herramienta que utilizamos para eliminar de nuestra boca bacterias y suciedad, y que también está en contacto con ambientes que pueden estar contaminados o provocar la proliferación de hongos o agentes patógenos.

Las situaciones que nos llevan a contaminarnos son más comunes de lo que podríamos pensar en un primer momento, lo que nos da una idea de la importancia de mantener el cepillo higienizado al máximo. Podemos sufrir una infección, por ejemplo, por el simple uso de un cepillo que haya estado en contacto con cepillos utilizados por otras personas. Así, un simple descuido puede ocasionarnos problemas de salud de diversa consideración.

En este caso, lo importante es no guardarlos todos juntos, sino por separado, y todavía mejor si nos servimos de un esterilizador mural familiar para tenerlos siempre a mano. También hay modelos compactos para viaje, o simplemente para llevarlo en el bolso, lo que nos permite usarlos como porta-cepillos sin correr los riesgos que conllevan los estuches convencionales en cuanto a proliferación de bacterias por el calor y la falta de aireación.

Otra posibilidad también frecuente es cuando enfermamos a causa de virus o bacterias, y puesto que muchas de estas se encuentran en la boca, pueden instalarse en el cepillo dental, provocándonos así recaídas si se vuelve a utilizar ese mismo cepillo una vez curados.

Y, por supuesto, siguiendo las recomendaciones más básicas, el cepillo ha de renovarse frecuentemente y siempre debe utilizarse de forma personal, sin prestarlo a nadie bajo ningún concepto, ni siquiera a nuestra pareja o familiares cercanos.

Está científicamente demostrado que con el uso de cualquiera de los modelos de esterilizadores de cepillos del mercado nos aseguramos una buena higiene oral de forma sencilla, económica y segura. Basta con guardar el cepillo dentro del esterilizador para que éste se ponga en marcha automáticamente y lo esterilice o los esterilice con una eficacia probada del 99,99%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *