ozonizador de aire

Factores que pueden agravar tu alergia primaveral

La alergia al polen puede agravarse de forma significativa si no tomamos las debidas precauciones con respecto a determinadas cuestiones cuyo control está al alcance de nuestra mano.

Son cinco los factores que debemos tener en cuenta para controlar los síntomas a este tipo de alergias, según el Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología (ACAAI). Básicamente, se resumen en estar al tanto en el consumo de frutas y verduras, limitar la ventilación, mantener los filtros en buen estado y someterse a tratamiento médico sin, por último, caer en la automedicación.

En efecto, el consumo de frutas, verduras y frutos secos puede ser una mala combinación con el polen que nos ocasiona las alergias. Así, por la reacción cruzada entre proteínas de estos alimentos y el polen, una de cada cinco alérgicos a las gramíneas padece picor en la boca y la garganta al comer tomates, patatas o melocotones.

En algunos casos la reacción puede extenderse a otras zonas del cuerpo e incluso provocar un shock anafiláctico que ponga el peligro la propia vida. Para prevenirlo, por supuesto, resulta clave la consulta al alergólogo para identificar qué alimento ocasiona la reacción y recibir tratamiento adecuado.

La ventilación es otro aspecto que debemos limitar pues, como en cualquier alergia, para minimizar los síntomas resulta clave mantener a raya aquello que nos provoca la reacción. En el día a día, se aconseja no abrir las ventanas más de diez minutos diarios para renovar el aire de una estancia, e incluso no hacerlo. El uso de purificadores de aire que aúnan varias tecnologías solucionan la papeleta con creces, ofreciéndonos un aire puro, libre de olores indeseables y de partículas alergénicas, microorganismos y virus presentes en la atmósfera. Asímismo, la alergia a los ácaros o al pelo de las mascotas se verá mejorada.

También es fundamental la renovación o limpieza de filtros cada varios meses de uso continuo en aires acondicionados, climatizadores y purificadores de aire. Todos ellos son dispositivos de sencillo mantenimiento pero que requieren de un mínimo cuidado para un funcionamiento correcto.

Con respecto a la medicación, conviene no dejar que los síntomas se agraven, y acudir al alergólogo desde las primeras manifestaciones para así atajar la alergia de la mejor manera. Del mismo modo, la automedicación esta completamente desaconsejada, pues precisamos de medicinas adaptadas a nosotros.

Lavar la fruta bien para eliminar posibles restos de polen, viajar con ventanillas del coche cerradas, extremar la higiene personal al entrar en casa, llevar gafas de sol al salir y estar al tanto de los picos de polinización para cada zona y momento del día son otros consejos prácticos que sirven de remedio para controlar este tipo de alergia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *