Purificadores de aire

Remedios caseros para combatir las alergias primaverales

Al llegar la primavera las alergias comienzan a hacer su aparición siendo una de las más extendidas y conocidas la alergia al polen. Para combatirla se pueden utilizar una serie de remedios naturales aunque siempre es recomendable que el doctor examine al paciente alérgico para determinar que grado de alergia sufre y contemple si es necesaria una medicación o no. En cualquier caso hay que tener en cuenta que existen una serie de remedios naturales que consiguen disminuir los efectos de la alergia pero no solucionar del todo el problema.

En primer lugar es importante reforzar el sistema inmunológico de cada persona para fortalecer las defensas de cada organismo y que así se pueda responder de una manera más satisfactoria a los ataques procedentes del exterior. Para ello nada mejor que ingerir zumos de cítricos como las mandarinas o las naranjas ya que gracias a las enormes cantidades de vitamina C que contienen, conseguiremos mantener las defensas más fuertes. Algo similar podemos conseguir tomando infusiones de té de echinacea.

Para mitigar los efectos provocados por la alergia en el tracto respiratorio, se pueden realizar sesiones de vapor con melisa o manzanilla que consiguen abrir las vías respiratorias. Consumir alimentos que tengan capsaicina como el ajo, ayuda a acabar con los malestares provocados por las alergias ya que estimula la secreción nasal con lo que se  logra eliminar la sustancia causante de la alergia.

También es recomendable realizar limpiezas de la nariz con suero fisiológico o con agua marina. El primero lo podemos preparar nosotros mismos si hervimos agua con bicarbonato y sal y lo dejamos enfriar para luego introducirlo por las fosas nasales para limpiar tanto estas como todos los conductos que se comunican con la boca.

Otra de las mejores opciones para combatir de una manera totalmente saludable y por supuesto ecológica, los efectos de las alergias primaverales,  es la utilización de los purificadores de aire ya sea en nuestro hogar o en nuestro lugar de trabajo. Estos aparatos están especialmente indicados para las personas que son alérgicas al polen, a los animales, al polvo e incluso para los asmáticos ya que respirar un aire completamente limpio ayuda a prevenir las crisis asmáticas y alérgicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *