Equipos de ozono para eliminar olores

Cómo disfrutar de la primavera sin demasiadas molestias

Al llegar la primavera muchas personas sienten una inyección de adrenalina y de energía aunque otras temen la entrada de esta estación particularmente, debido a sus problemas de alergias principalmente al polen.

La alergia es una respuesta excesiva del sistema inmunológico de una persona cuando una sustancia que considera extraña entra en contacto con el organismo. Es en ese momento cuando el cuerpo pone en marcha unos mecanismos de detección, reconocimiento y producción de una serie de anticuerpos para intentar combatir a estos agentes invasores. En el caso de que los anticuerpos sean demasiados, es cuando se produce la reacción alérgica.

Existen muchos tipos de alergias que se clasifican dependiendo de la causa y de la parte del cuerpo a la que afectan. Durante la primavera la más frecuente es la rinitis alérgica que es provocada por una serie de partículas que se transportan a través del aire como hierbas, polen, polvo o mohos, entre otros. La polinización de las plantas y árboles durante esta época del año es la responsable de la mayoría de las alergias.

Para vivir durante la primavera sin demasiadas molestias podemos tener en cuenta una serie de claves como por ejemplo evitar ir al campo durante las épocas de mayor movilidad de polen, así como evitar acudir a los parques o jardines cuando los estén podando o barriendo. También es importante no permanecer mucho tiempo en la calle en los días de viento y de sol ya que esta combinación es la peor para las personas alérgicas, ya sea en invierno o en verano, ya que algunos árboles, como los pertenecientes a la familia del ciprés, polinizan también a finales de enero.

En cualquier caso consultar con el médico en el momento en que aparezca cualquier tipo de síntoma típico de una alergia como estornudos constantes, irritación nasal, lagrimeos o picores, para que realice las pruebas pertinentes y pueda descubrir a que sustancias en concreto se sufre alergia o recurrir a las vacunas antes de la llegada de la primavera, siempre controladas por el alergólogo, son algunas de las mejores opciones para disminuir los síntomas de cualquier tipo de alergia.

Utilizar un purificador de aire dentro del hogar, sobre todo en el dormitorio de las personas alérgicas, para que las partículas que producen la alergia y que hayan entrado durante el transcurso del día, se depositen y puedan dejar de flotar en el aire, conseguirá mantener un ambiente libre de sustancias extrañas y extremadamente limpio y respirable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *