ozonizador de aire

Combatir las alergias al polen con purificadores de aire

La alergia al polen se caracteriza por una serie de trastornos que sufren las personas al llegar la primavera y que cada día afecta más a un mayor número de personas. Entre los síntomas más frecuentes y característicos, se encuentra la conjuntivitis que produce un lagrimeo constante, un hinchazón en los ojos con una coloración rojiza en ellos, picor e incluso un sensación de tener algún elemento extraño dentro de ellos. De igual manera se produce un picor nasal, con continuos estornudos y una obstrucción de la nariz, así como un malestar general, fiebre y sensación constante de cansancio. En los casos más agudos, puede aparecer asma que se caracteriza por pitidos en el pecho, sensación de falta de aire, tos y fatiga continua.

estos síntomas aparecen cuando las mucosas entran en contacto con el polen de las plantas o de los árboles que florecen durante la primavera, con lo que se suele sufrir un empeoramiento a la hora de salir a la calle.  Este tipo de alergias es mucho más frecuente en personas jóvenes y suele aparecer durante la adolescencia, mejorando considerablemente a partir de los 45 años de edad.

Para evitar y paliar los efector producidos por las rinitis alérgicas primaverales, se recomienda la utilización de purificadores de aire, que están especialmente indicados para espacios cerrados donde se pasa gran parte del tiempo, es decir, en el hogar, en el coche o en la oficina, entre otros. Estos aparatos son apropiados para todas aquellas personas que tengan problemas de tipo respiratorio, para personas alérgicas o incluso para aquellas que tan sólo deseen respirar un aire de gran calidad, libre de polen, polvo o cualquier otro tipo de bacterias.

Dependiendo del tamaño de la habitación y de la suciedad que habite en ella, este tipo de purificadores de aire debe utilizarse durante un tiempo concreto, pero normalmente con tan solo 15 minutos, se conseguirá eliminar del ambiente las sustancias causantes de las alergias de una manera completamente sana e inocua, tanto para la salud humana como para el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *