Cómo afecta la rinitis alérgica a los ojos y el uso de lentillas

Según estudios realizados se calcula que más de un 25% de la población mundial padece conjuntivitis alérgica, por lo que se aconseja proteger los ojos de una manera extrema frente a las alergias que se producen especialmente durante la primavera, sobre todo, en el caso de utilizar lentes de contacto o lentillas.

Durante la época primaveral es cuando más concentración de polen se registra lo que puede provocar una incomodidad ocular en muchísimas personas que utilizan lentes de contacto debido a la rinitis alérgica estacional que también es conocida como la fiebre del heno y que es causada por la gran cantidad de polen que llega a flotar en el ambiente por la floración de árboles y de plantas.

Cuando se inflama la membrana mucosa que recubre el ojo, conocida como conjuntiva, al entrar en contacto con el polen, se producen una serie de síntomas que van desde un enrojecimiento y picor en los ojos, causado por el ensanchamiento de los vasos capilares de éstos, un lagrimeo constante, una sensación de tener algún cuerpo extraño dentro de ellos o incluso una ligera sensibilidad a la luz.

En estas ocasiones en cuando las personas que utilizan lentes de contacto se plantean dejar de usarlas y optar en estos casos por las gafas, cuando en realidad no es necesario, ya que existe una gran variedad de lentillas que se adaptan a las necesidades visuales de cada persona y por supuesto, al estilo de vida que lleve cada paciente alérgico.

De cualquier forma es conveniente limitar el consumo de las lentillas cuando se padezca conjuntivitis, con el fin de no agravar más la irritación ocular u optar por usarlas por las tardes que es cuando desciende el nivel de polen en el aire.  Lavarse las manos a menudo e intentar frotarse los ojos, son otras de las precauciones a tener en cuenta en caso de padecer rinitis alérgica y usar lentillas.  También es aconsejable utilizar purificadores de aire que tengan filtros Hepa, filtro de carbono activo y otras tecnologías de filtrado, que mantendrán un ambiente libre de bacterias y de sustancias causantes de alergias como el polvo, los ácaros o el polen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *