Tratamiento de aguas residuales industriales

Las aguas residuales industriales pueden contener contaminantes de alto riesgo que precisen de tratamientos complejos de desinfección. Su depuración hace necesarias distintas técnicas, entre las que destaca la tecnología del ozono por su inocuidad y poder desinfectante.

El tratamiento para aguas residuales industriales combina sistemas fisicoquímicos (tamizado, coagulación y floculación, centrifugación, fluidización y electrólisis) biológicos (anaeróbicos/aeróbicos), filtradores. Dentro de todos ellos el tratamiento con ozono puede realizar labores de desinfección previa (preozonización), así como de mejora de su calidad en las fases finales del proceso.

Tratándose de aguas residuales industriales, el tratamiento fisicoquímico separan los aceites, ácidos pesados o sólidos presentes en el líquido, mientras los posteriores disminuyen la carga orgánica, preparando el agua para su filtración y aplicación de sistemas de oxidación avanzada, entre los que el ozono juega un importante papel.

Así, en los tratamientos para el agua el ozono forma parte de los procesos químicos de oxidación avanzada, especialmente recomendados para aguas residuales con presencia de recalcitrantes, tóxicos o materiales no biodegradables.

No dejar residuos, ser inocuo para la salud humana (mejora la operabilidad) y medioambiental y tu tremendo poder desinfectante son algunas de las ventajas del ozono frente a los procesos físicos y biológicos.

En el proceso, el ozono disuelto en agua en las dosis adecuadas oxida los materiales orgánicos e inorgánicos, siendo controlable el nivel de purificación alcanzado.

El generador de ozono para agua desinfecta el agua de forma aislada, pero también puede hacerlo con grandes resultados en combinación con otras tecnologías. El proceso de osmosis inversa es una de ellas, y su acción conjunta con el ozono logra acabar con virus, bacterias y con todas las impurezas, por pequeñas que sean.

A la hora de decidirnos por uno o varios sistemas para la purificación del agua residual industrial hemos de considerar factores como el presupuesto, el nivel de polución del agua residual y el resultado que deseemos alcanzar. Considerar la tecnología del ozono es clave para lograr los mejores resultados, ya se tenga previsto reutilizar el agua para nuevos usos o vaya a ser reintegrada al medioambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *