esterilizador de cuchillos

Esterilizadores de cuchillos para prevenir Salmonella

La limpieza correcta de la cocina en general y de los utensilios de cocina en particular es clave a la hora de llevar a cabo la higiene alimentaria y prevenir posibles enfermedades, como las temidas Salmonella, E. Coli o la tan común y en ocasiones grave gastroenteritis.

Lo ideal es limpiarlos en profundidad para evitar los focos de contaminación en la cocina, y además hacerlo sin utilizar productos químicos que puedan dañar nuestra salud. ¿Pero, cómo? Gracias al ozono llegó el turno de las propuestas que aúnan tecnología con las soluciones naturales más eficaces.

La limpieza de los utensilios de cocina es fundamental para una higiene alimenticia y una cocina higiénica, donde preparar alimentos no sea un riesgo para la salud. Una ayuda inestimable nos la dan los ozonizadores de agua. Se trata de una solución accesible y segura, con unos resultados que garantizan la máxima higiene para mantener a raya los posibles focos de contaminación.

Uno de los riesgos más difíciles de controlar es el representado por la contaminación cruzada o infección producida por el uso de un utensilio o accesorio de cocina contaminado para preparar algo que no lo estaba en su origen. Pero no hay por qué alarmarse, ya que la limpieza con agua ozonizada es un método perfecto para minimizar este peligro.

Tengamos en cuenta que la contaminación cruzada también puede producirse por la falta de una higiene correcta de las manos del cocinero (nuestras manos abren y cierran muebles, utilizan utensilios y encienden botones) o la presencia de un agente contaminante en los paños de cocina. Incluso podría haber algún alimento que no cumpla las normas básicas de higiene, limpieza y desinfección que rigen en la industria alimentaria y nos llegue en mal estado.

Además de las distintas superficies de la cocina, como los bancos y los armarios,  se recomienda tener bien limpios el fregadero, los estropajos o esponjas y otros lugares críticos menos evidentes, como los tiradores de los armarios, del frigorírico y del congelador, y por supuesto, el cubo de la basura.

Lograrlo es sencillo si disponemos de equipos de desinfección de agua ozonizada, que podemos obtener gracias a un mini ozonizador acoplado al grifo o mediante un generador de ozono de aire y agua que nos la proporcione para estas y otras necesidades. Recordemos que el ozono disuelto en el agua es higiene y seguridad: un modo infalible, económico y ecológico para una limpieza profunda y desinfectante de superficies, alimentos, vajilla, utensilios y hasta del mismo agua.

Es importante destacar el esterilizador de cuchillos, ya que es un equipo imprescindible y de gran ayuda para tenerlos siempre listos para su uso, evitando que su utilización nos lleve a una contaminación entre alimentos.

De igual modo, un ambiente fresco y ventilado ayuda al mantenimiento y limpieza de la cocina, de sus utensilios y de todo su conjunto en general, incluida la higiene de los alimentos (desinfección de frutas, verduras, carnes y pescados…) y una mejor conservación de los almacenados. También en casos de mala ventilación el ozono se revela como una manera idónea para lograr un ambiente sano, fresco, desodorizado y oxigenado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *