Ozono para lavado de ropa

Colada perfecta con máquinas de ozono

La ropa y demás tejidos que lavamos a mano o en la lavadora quedan mucho mejor utilizando agua ozonizada en lugar de la habitual agua del grifo. Conseguir que las coladas sean una experiencia nueva y más satisfactoria es tan fácil como recurrir al ozono.

El ozono consigue quitar los malos olores de la ropa de forma natural y sencilla. Se trata de una limpieza ecológica y eficaz que respeta los tejidos, potenciando asímismo la acción de los detergentes y suavizantes. Sin olvidar, por supuesto, su poder para la eliminación de los malos olores.

La instalación que necesitamos para lavar a mano piezas sueltas o pequeñas cantidades de ropa es sencilla. Basta con un generador de ozono de agua, ya sea el dispositivo mini adaptable al grifo o un aparato de doble función, que ozonice el agua y el aire. En ambos casos, además de utilizar el agua para la colada, el ozono presente en el agua nos da la posibilidad de múltiples usos añadidos, como la desinfección de alimentos, el consumo directo de un agua desodorizada y purificada o su empleo para la limpieza de la casa y de la vajilla con máxima garantía de higiene.

Ozonizar el agua de las lavadoras precisa una instalación algo más compleja, pero también factible gracias a equipos de uso sencillo diseñados para este uso específico en el hogar. Ello se logra mediante una toma de agua que va desde el ozonizador hasta la balsa de la lavadora. Son tecnologías que permiten tomar el agua de la red para mezclarla posteriormente con ozono y, llevada a un tanque o depósito, dejarla lista para que el sistema de lavado vaya demandando agua conforme exija el lavado programado en cada ocasión.

Utilicemos el dispositivo que utilicemos, el lavado siempre será seguro para el organismo y para el medio ambiente si confiamos en el tratamiento con ozono. Luego, el resultado dependerá de las características de las prendas que lavemos. En general, el ozono consigue una desinfección que hace los blancos más blancos sin necesidad de utilizar agua caliente ni lejías, aceleradores químicos ni blanqueantes clorados, y la ropa estará cuidada, libre de malos olores.

Igualmente, las cortinas o alfombras recién compradas dejarán de emitir olores procedentes de sus componentes sintéticos al ser lavadas utilizando un generador de ozono para agua.

El poder de desinfección del ozono que hace posible una solución perfecta para todo tipo de colada tiene una explicación científica. Su poder oxidante destruye las partículas que producen el mal olor y las convierte en elementos no dañinos ni para la salud ni para el entorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *