Agua ozonizada en el hogar

Beneficios de beber agua ozonizada

El uso del agua ozonizada en el hogar nos brinda un agua de calidad y nos permite una mejor higiene de los alimentos tras adquirirlos en el mercado, justo antes de su almacenaje o consumo.

En efecto, el ozono potabiliza el agua y nos ayuda a la desinfección y limpieza profundas de aquellos alimentos más perecederos tras recorrer un largo camino en el que pueden albergar todo tipo de microorganismos.

La tecnología del ozono actúa como un escudo frente a virus, bacterias y demás microorganismos que puedan amenazar nuestra salud, ya se alojen en el mismo agua o en la superficie de los productos.

Al margen de la ozonización ambiental, el gran poder germicida de este gas natural actúa con eficacia no sólo al desinfectar los alimentos frescos, sino también en la potabilización del agua.

Son múltiples los usos domésticos que podemos darle a un agua potabilizada con ozono. La desinfección del agua con ozono permite su consumo directo en forma de bebida natural o como ingrediente, por ejemplo, gana en calidad de sabor, resultando inolora e insípida.

Igualmente, el agua ozonizada es útil para cocinar caldos, purés, guisos o hervir cualquier tipo de arroz o pasta que haya que llevarse a ebullición. Previamente a mezclarse siguiendo una receta cualquiera, muchos de los ingredientes pueden ser higienizados con ella.

Por su parte, la industria agroalimentaria ha de cumplir una normativa que garantiza una seguridad e higiene alimentaria a la hora de consumir sus productos. Pero esto no es suficiente para asegurarnos una buena manipulación y preparado de los alimentos en el ámbito doméstico.

En estos casos, la prevención y eliminación de agentes patógenos es una de las especialidades del ozono. Su gran poder oxidante lo convierte en un gas natural que acaba con agentes dañinos para nuestra salud, y lo hace sin dejar restos, de forma completamente inofensiva para el organismo humano y para el medio ambiente.

Los vegetales (frutas, verduras y hortalizas) llegan a nuestro hogar llenos de restos de pesticidas y microorganismos que no se le resisten a un buen lavado con agua ozonizada. Por esta razón, el agua ozonizada es la desinfección perfecta, y lo mismo ocurre con el pescado, la carne y en otros alimentos o los utensilios de cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *