Usos del agua ozonizada en el hogar

Hablar de las aplicaciones del agua ozonizada en nuestro hogar es hablar de una limpieza profunda de múltiples superficies en particular, de la casa en general y de un sinfín de usos más que nos proporcionan bienestar, salud y nos facilitan el aseo personal.

Disuelto en agua, el ozono tiene múltiples usos domésticos, siendo la cocina y el baño dos de los lugares donde más nos facilita la vida. En ambos, el agua ozonizada es el complemento perfecto, incluso necesario, de los ozonizadores de aire, que nos brindan un ambiente saludable y purificado libre de efectos secundarios, eliminando olores indeseables sin enmascararlos.

La acción del agua ozonizada es obtenida de dispositivos distintos, como el ozonizador de aire y agua, el de agua convencional o algunos más pequeños adaptables a grifos y duchas. Incluso existen diseños innovadores para ozonizar el agua, como el esterilizador de biberones, chupetes o un ozonizador con forma de bolígrafo.

En la cocina, el agua ozonizada es la solución perfecta para la limpieza de superficies y armarios, así como para limpiar alimentos (frutas, verduras, carnes, pescados…), eliminar restos de pesticidas, agentes patógenos y prolongar así su conservación. Con ello también mejoramos el almacenaje y minimizamos la inevitable mezcla de olores.

Los generadores de ozono son utilizados con resultados sorprendentes en el lavado de la ropa, tanto a mano como a máquina, y en el lavavajillas o, por supuesto, si lavamos la vajilla en mismo el fregadero. Conseguiremos en todos los casos unos resultados perfectos: una vajilla desinfectada y una ropa más cuidada, higienizada, desodorizada y blanca incluso con agua fría.

Beber agua ozonizada (inodora, insabora e insípida) es beber agua esterilizada sin riesgo para la salud, y lavarnos las manos con ella elimina los olores que pudieran haberse adherido a nuestra piel tras preparar alimentos como el pescado, la cebolla o el ajo.

En el baño, el agua ozonizada nos ayuda en el cuidado personal. Una ducha o baño no sólo actúa como eliminador de olores corporales, nos deja la piel más fresca y acaba con picores de cabeza, sino que también previene y acaba con mohos y gérmenes patógenos que anidan en el baño.

Para un cuarto de baño limpio y desinfectado se recomienda el tratamiento de ozono para el lavado del inodoro y demás mobiliario. También se mantendrán desinfectados esponjas de baño, bayetas y estropajos.

Además del baño y la cocina, el agua ozonizada es útil para limpiar toda la casa, especialmente para higienizar y eliminar mal olor de distintas zonas problemáticas, como pueden ser las bandejas higiénicas de las mascotas. Incluso puede utilizarse en el mantenimiento de acuarios. Recordemos que el ozono permanece en el agua alrededor de 25 minutos, por lo que deberemos renovarla pasado este tiempo para beneficiarnos de su acción mitigadora de olores en casa. Tras ese tiempo, con el ozono que se descompone de un modo que resulta fisológicamente inofensivo se pierde también su poder de desinfección y demás propiedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *