Quitando malos olores con generadores de ozono

Los olores desagradables suelen llegar sin avisar y resultan molestos. ¿Qué hacer para evitarlos? Ponerse una pinza en la nariz no es solución,  y no por lo que dolería, que también, sino porque, ya en serio, a menudo los hedores pueden advertir de posibles infecciones que conviene atajar cuanto antes. En muchos de estos casos, las máquinas de ozono se revelan como una solución redonda. 

Los ozonizadores o generadores de ozono son unos aparatos que utilizan este gas natural para desinfectar y eliminar olores de forma rápida, sencilla, ecológica, eficiente e inocua para el organismo y el medio ambiente. Pero éstas no son todas sus ventajas, ya que sus beneficios no serían tan apreciados si no tuviéramos en cuenta su tremenda versatilidad.

El uso del ozono para eliminar el mal olor y desinfectar se consigue con óptimos resultados en los más dispares lugares gracias a equipos que se adaptan a las necesidades que se precisen en cada situación particular.

En nuestro hogar el tratamiento con ozono puede resultar interesante para usos tan cotidianos como el lavado de alimentos, especialmente las frutas y las verduras, así como los utensilios de cocina y vajilla en general. Un pequeño dispositivo instalado en el grifo basta para obtener agua ozonizada que desinfecte y sea capaz de quitar malos olores a todo aquello que entre en contacto con ella.

Humedecer un paño de cocina con agua ozonizada, por ejemplo, nos permitiría utilizarlo para limpiar la casa en general, como las alfombras, el baño o superficies de la cocina donde suelan quedar sustancias orgánicas procedentes de los restos de comida, evitando que se descompongan y generen olores. Incluso la misma nevera y demás electrodomésticos pueden higienizarse, si bien también se disponen de ozonizadores específicos para su interior que evitan los malos olores y la proliferación de hongos, mohos o microbios.

Dentro de casa, igualmente podemos aprovechar las bondades del ozono utilizando agua ozonizada para ducharnos y así controlar mejor nuestra higiene corporal. Otra opción la aportan generadores de ozono capaces de mantener el ambiente de la casa fresco y despejado, acabando con olores en la cocina (neutraliza el olor que se produce al cocinar pescado o ciertas verduras, como la coliflor y el ajo o el olor a quemado que desprende una cacerola quemada), baños o cualquier estancia que nos interese. Incluso hay dispositivos curiosos y útiles, por ejemplo los adaptados a la limpieza de los zapatos con ozono para una desinfección profunda y desodorizante.

Quizás se den circunstancias en casa que aconsejen su uso de forma concreta, como las humedades en paredes, problemas en las tuberías, el mantenimiento de los conductos del aire acondicionado, el olor a tabaco, la presencia de niños, bebés, enfermos o ancianos, el cubo de la basura o el peculiar olor de los hogares con mascotas… En todos estos casos y otros similares el ozono puede resolver la papeleta, eliminando gérmenes y malos olores de forma rápida y eficiente.

Pasando de la casa al coche, por ser un habitáculo cerrado, se aconseja que cualquier vehículo (coche, taxi, camión, autobús, etc.) sea un lugar saludable, libre de olores como los restos de humo de tabaco, comida o la polución misma. Esto es algo que los ozonificadotes especialmente diseñados para este uso hacen posible, y sin necesidad de mantenimiento ni recargas, tan sólo conectándolo a la toma del encendedor.

Por su parte, en los lugares públicos el uso del ozono tiene múltiples usos. La instalación de generadores de ozono para purificar el aire de gérmenes y olores indeseables transforma lugares concurridos en recintos agradables, previniendo posibles contagios. Igualmente, los depósitos de agua ozonizada son de gran utilidad en bares y restaurantes para mantener la higiene y ahuyentar atmósferas enrarecidas e insanas. También se utiliza con éxito en las industrias alimentarias, lavanderías industriales, cámaras frigoríficas, hoteles, escuelas, oficinas, guarderías u hospitales con el mismo fin de mantener a raya los gérmenes y los malos olores de forma inofensiva tanto para el organismo como para el entorno ambiental, porque la mano protectora del ozono también es verde.

Un comentario en “Quitando malos olores con generadores de ozono

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *