Los seis sitios más sucios

LOS JUEVES DEL OZONO

Te creerás que voy a hablar de los cuartos de baño, o algo así, ¿eh? Pues, por espeluznante que parezca, el fregadero de tu cocina puede estar más sucio que el asiento del inodoro…

¿Te ha dado asco? Pues sigue leyendo.

1. El fregadero de la cocina

Platos con restos de partículas de alimentos en descomposición, bacterias de manos sucias y productos químicos tóxicos de “limpieza” se suman para hacer del fregadero de la cocina uno de los peores lugares de la casa en cuanto a contaminación microbiológica. Puede tener un aspecto brillante y limpio, pero a nivel microscópico, los científicos huyen despavoridos ante los fregaderos.

2. Picaportes

En casa, en el trabajo y en cualquier lugar público, los picaportes son algo que no deberías querer tocar. Todo el mundo pone la mano sobre ellos, añadiendo capas de mugre, bacterias y parásitos a sus superficies. Los epidemiólogos dicen que los tiradores de las puertas son a menudo responsables de los brotes de gripe; ten en cuenta que los productos de limpieza antibacterianos, por lo general, no pueden eliminar todos los microbios que se acumulan en un picaporte.

3. Asas de cestas y carritos de la compra

Y, hablando de picaportes, resulta que las asas de las cesta de la compra son también uno de los lugares más contaminados sobre los que los adultos ponen sus manos. ¡No es de extrañar que algunas de las mayores tiendas de comestibles ofrezcan toallitas desinfectantes para los compradores! Tratan así  de protegernos contra los parásitos de alimentos crudos, así como de todo tipo de gérmenes humanos.

4. Parques infantiles

Los padres cuidadosos se suelen preocupar porque los parque infantiles son peligrosos. ¡Y lo son!, pero no por las razones que la mayoría piensa. Asumámoslo, los niños son pequeños imanes de suciedad y bacterias que se hurgan la nariz, mojan los pantalones, y no se lo piensan dos veces antes de hacer de aspersor con un estornudo sobre todos sus juguetes. Restos de sangre y piel de las rodillas, vómito reseco de mareos en el columpio y pañales estallados en la caja de arena, hacen que gusanos, E. Coli y Salmonella sean algunas de las cosas más bonitas que el parque cosecha.

5. Cajeros automáticos

Los botones de los teclados de los cajeros automáticos están terriblemente contaminados. Tanto que se han ganado un lugar en esta lista como uno de los lugares más sucios de nuestras vidas, ya que rara vez (o nunca) son limpiados entre usos. Los teclados al aire libre, además, tienen el plus de recoger también las toxinas ambientales en la superficie de la capa de suciedad de las miles de PIN que son introducidas cada día.

6. Mandos de la tele en hoteles

Los mandos a distancia de los televisores de los hoteles no se cambian a diario, como las toallas; así que si una persona enferma duerme en la habitación, sus virus se quedan tras ella. Los investigadores observaron que estancias de una sola noche de un voluntario portador del virus del resfriado, eran suficientes para “ofrecer” controles remotos, picaportes y grifos contaminados durante semanas. La peor parte de esto es que la mayoría de los huéspedes del hotel agarran el mando de la tele tan pronto como se instalan en la habitación, sin sospechar que acaban de dar la bienvenida en su cuerpo a un ejército de microbios invasores. (Por supuesto, esto último no ocurre en un hotel con tratamiento integral de desinfección a base de ozono…)

¿Te va gustando el panorama? Vamos, que dan ganas de salir con guantes y no quitártelos, para no dejar huellas. Bueno, para no quedarte pegado en ellas. En fin, ya sabes, lávate las manos a menudo. Mucho más de lo que lo haces. Si además las lavas en un grifo con un generador de ozono acoplado, puedes estar seguro de que no has dejado un microbio vivo…

El jueves te completo la lista, que aún te puedes asustar un poco más. Un saludo

Un comentario en “Los seis sitios más sucios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *