Ozono y floricultura

Beneficios del ozono en la floricultura

Las ventajas del ozono en la floricultura son:

  • El efecto del agua ozonizada consiste básicamente en un mayor aporte de oxígeno a la raíz. El agua ozonizada que llega al riego está completamente libre de virus, bacterias, hongos, algas, esporas y cualquier otro microorganismo. La ausencia de gérmenes confiere al agua las mejores condiciones posibles para lograr un crecimiento mucho más rápido de lo habitual. La planta crecerá con más viveza, cómo podrá comprobarse al cabo de un pequeño espacio de tiempo, (entre 30 y 40 días) desde el inicio del tratamiento, y con más vitalidad y fuerza.
  • Las plantas cumplirán el ciclo de maduración en menor espacio de tiempo de lo habitual.
  • La mayoría de las enfermedades de las plantas se producen por contagio. El ozono destruye todos los microorganismos, tanto por acción directa en el agua, como por la cantidad de oxígeno que desprende. El riego ozonizado protege de contagios; destruye incluso bacterias, virus y quistes, parásitos difíciles de combatir por otros procedimientos que, además, implican el uso de productos químicos nocivos para el medio ambiente. El ozono es un producto de la propia naturaleza, no contamina.
  • No sólo mejorará el aspecto de la planta (hojas, tallos y raíces) sino sobre todo los pétalos de las flores.
  • Las flores tienen colores más vivos por activación de la clorofila; y, por lo general, presentarán un tamaño uniforme. Compacto, fuerte y relativamente de mayor volumen.
  • La recuperación de plantas en mal estado se realiza en forma mucho más rápida, reduciendo las pérdidas.
  • Tanto las plantas, como el producto cosechado, cuentan con mejores condiciones de conservación.
  • El producto regado con sistemas de agua ozonizada (y almacenado y/o transportado en ambientes ozonizados), conserva todas sus características durante mucho más tiempo, en perfectas condiciones de inmunidad microbiológica.
  • Una cosecha más voluminosa y un cultivo más productivo conseguido en menor cantidad de días implica ya un ahorro en cantidad de agua de riego pero, por otra parte, es también muy importante el ahorro en gastos de abonos y otros aditivos. Hay que tener en cuenta que, por ejemplo, el uso de abonos se reduce hasta un 50%: De cada dos riegos seguidos, uno ha de realizarse sólo con agua ozonizada, sin abono ni otros aditivos.

Donde mejor se ven los resultados del ozono es en el agua; ozonizando un reservorio con agua y regando con ella las plantas, en menos de una semana se podrá comprobar que las plantas que han sido regadas con agua ozonizada presenta mejor aspecto en cuanto a brillo y su crecimiento es mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *