VILLANCICOS, FELICITACIONES… Y CINTAS DE VIDEO

LOS JUEVES DEL OZONO

Ya estoy harta de Navidad y aún ni ha llegado. ¡Y cómo no, si llevamos con los villancicos y las lucecitas desde Noviembre!

Los villancicos, las lucecitas y los tópicos: “Que no comas mucho”, “Que te traigan muchas cosas los Reyes”, “Lo mejor para el 2012”. Eso sin contar los sensibleros. Personalmente, mi favorito es “Próspero año nuevo”. Próspero, qué bonito. Ya no se usa más que en esa frase, ¿eh? Y con Mérimée (sí, Próspero Mérimée, el de Carmen, como cantaba la copla: ”Yo soy la Carmen de España, y no la de Merimé-y no la de Merimé”).

Y, aunque no soy tan vieja como las coplas (pero, ¿quién no tiene madre, abuela o tía con una eterna coplilla a todo meter en la cocina?), también te digo que POR DIOS, NO ENVÍES e-FELICITACIONES CON GRACIETAS.

¿Qué se supone que tienes que hacer con ellas, responderlas, superarlas, reenviarlas para soslayar “La maldición de la cadena rota”? Bebés bailando el kasachof, perrillos cantarines, vacas parlantes, interminables presentaciones con frases entrañables y fondo de villancico… ¡BASTAAAA! ¿Qué fue de la bonita tarjeta con su arbolito, su portal o su paisaje nevado, manuscrito en tinta, que, de repente, te sorprendía agazapada en el buzón, medio asfixiada entre las cartas de los bancos, los recibos y la publicidad?

Anda, por favor, dale a ese sufrido cartero una razón de ser, contribuye a la supervivencia de los estancos, compra una tarjeta y un sello, saca del baúl tu mejor letra y escribe de verdad -te acuerdas, ¿no?- a alguien, qué te cuesta.

Ya: más esfuerzo y céntimos que enviarla por mail, vale. Pues eso, ahí se ve el espíritu navideño dichoso, ¿o no?

En fin, que para no traicionar yo también el espíritu navideño y que no me llames Grinch (el que robó la Navidad, según el cuento), a modo de felicitación te dejo este enlace a un artículo que te puede interesar, por eso de las comilonas navideñas, sobre los riesgos de cocinar para muchos comensales.

Por último, un consejo: ya que los riesgos los representan los microbios, la mejor manera de prevenirlos es la higiene. Si tus manos están bien limpias, las superficies en contacto con alimentos desinfectadas y los utensilios de cocina esterilizados, el riesgo es mínimo. Si además lavas adecuadamente los alimentos, es raro que llegues a tener problemas.

Y ya sabes que la mejor manera de desinfectar todo eso, es usar agua ozonizada, qué te voy a contar.

Ahora aguanto la respiración y lo digo, venga, allá va:
¡Feliz Navidad y próspero año nuevo!
(Lo hice, toma ya)
Un saludo

Un comentario en “VILLANCICOS, FELICITACIONES… Y CINTAS DE VIDEO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *