Acuicultura, Piscicultura y Ozono

Ventajas del uso de Ozono en Acuicultura y Piscicultura

El ozono aplicado en la industria de la acuicultura presenta una amplia serie de ventajas, dentro de las cuales cabe mencionar:

  • Elimina los elementos sólidos de tipo orgánico disueltos en el medio acuoso: estos elementos se tienden a acumular y la acción del ozono permite que se disuelvan en el agua haciéndolos biodegradables. Al disolverlos, se recobra el aspecto transparente del agua, puesto que su acumulación provoca un aspecto turbio, esta situación por lo general produce estrés en los peces o cultivos de mala calidad debido a la obstrucción de los biofiltros. Estos sucesos se pueden prevenir con la aplicación de ozono.
  • Ejerce una acción bactericida además de eliminar gran cantidad de virus: la aplicación del ozono es capaz de eliminar una gran cantidad de microorganismos y sus esporas lo que permitirá una producción óptima en estos medios.
  • Produce una disminución de nitritos: Permite la oxidación directa de nitritos a nitratos, regulando la cantidad existente en el agua, puesto que a altas cantidades el nitrito resulta tóxico para los peces, permitiendo todo ello la mejora de la estancia de los animales y consiguiendo una más eficiente biofiltración y nitrificación.
  • Produce micro floculación de materia orgánica: ayuda a que se aglutinen las sustancias coloidales presentes en el agua, facilitando la decantación y filtrado posterior. Con este paso se procede a una mejor potabilización de aguas ayudando a la productividad de las mismas.
  • Propicia el incremento de oxigeno en el agua: Debido a su corta vida útil, el ozono se descompone y pasa a formar de nuevo átomos de oxigeno permitiendo la oxigenación del medio acuoso con las consecuentes ventajas para los cultivos contenidos.
  • El ozono elimina la materia orgánica coloidal: son pequeñas partículas (de 1 a 30 micras) que permanecen en suspensión y resultan difícilmente eliminadas por sistemas convencionales mecánicos Estos compuestos dan al agua un color turbio, no son biodegradables y son acumulativos, limitando la eficiencia de la nitrificación del biofiltro.

El ozono actúa de forma eficaz, por micro-floculación, en la eliminación de la materia orgánica que ocasiona esta turbidez en los acuarios, y que será así posteriormente destruida por los fraccionadores de espumas filtros y sistemas de sedimentación.

Además de evitar la falta de eficiencia de los filtros, la aplicación de ozono consigue anular el estrés que grandes cantidades de materia orgánica producen en los peces, logrando que el agua sea transparente y cristalina, y consiguiendo un efecto de profundidad inmejorable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *