Ozono para desinfectar alimentos. Cosemar Ozono

Higienización de la Carne por Medio de la Aplicación del Ozono

Generalmente para la conservación y almacenamiento de la carne se ha requerido la aplicación de frío o la congelación. Los gérmenes, mohos, y en definitiva cualquier microbio que pongan en peligro esta materia, suelen paralizarse por este medio, pero vuelven a recobrar su vitalidad cuando se establece de nuevo la temperatura ambiente, algo necesario para proceder a su consumo. El Ozono se presenta como una gran ventaja para prevenir y ayudar en este aspecto, de manera que podemos utilizarlo como desinfectante para las carnes objeto de la venta por medio de equipos de lavado con Agua Ozonizada.

La carne a tratar mediante la técnica de ozonización puede ser espolvoreada o sumergida en agua ozonizada de manera que el Ozono actúa sobre aquellos agentes objeto de focos infecciosos destruyéndolos y evitando los problemas que se derivan de ello, como putrefacciones, mal aspecto de la carne, olor desagradable, etc. Junto con estas técnicas también se puede considerar la aplicación ambiental del ozono mediante un suministro de aire ozonizado que permitirá atribuir beneficios cuantiosos a éstos productos.

El ozono procede a la destrucción de estos microorganismos, dotando a las carnes de una asepsia total. Junto con esta desinfección, se consigue un mejor aspecto y presencia, permitiendo también un mantenimiento del peso de las carnes evitando una pérdida comprendida entre el 0,7% a 3%, según el tipo de suministro, humedad del ambiente de conservación, saturación del lugar y temperatura.

Podemos respaldar estas afirmaciones con estudios que ratifican la conveniencia de utilizar el Ozono en este tipo de medios, no sólo a través de su mezcla con agua y expandido posterior sobre las carnes, sino también por medio de su dispersión en el aire, arrojando unos resultados positivos de reducción de microorganismos de un 93% para unas concentraciones de 1 g O3 / m3.

La aplicación de Ozono nos permite: eliminar los hongos y producir un efecto inhibidor de bacterias, presentando las carnes un aspecto más rosado y limpio, evitando mezcla de olores entre los distintos tipos de carne, incrementando el tiempo de conservación, etc.

De la misma forma dicha ozonización del agua como fin de la desinfección se puede utilizar también en la limpieza de los utensilios de despiece, y zonas habilitadas al efecto, consiguiendo con ello una limpieza extra en el lugar de trabajo.

Un comentario en “Higienización de la Carne por Medio de la Aplicación del Ozono

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *