¿Mejor prevenir? Otra vez con el colesterol

Los jueves del ozono

En mi familia las despedidas siempre son muy largas.

Desde que te pones de pie hasta que por fin coges el ascensor puedes pasar media hora de charla. Pues en uno de esos plantones, hace poco, un primo mío comentó que había empezado a tomar estatinas, porque, por qué no, mejor prevenir cuando todavía los niveles de colesterol no están por las nubes, que así se lo había indicado su médico.

Efectivamente, las estatinas se recetan principalmente como medicamento preventivo, ya que reducen los niveles de colesterol en sangre por debajo de la cifra que, se considera, podría inducir a patologías cardíacas. Si se tiene en cuenta que la relación colesterol-enfermedad cardíaca es discutida y que no se verifica en la práctica (se habla incluso de que el 50% de pacientes que mueren de infarto no tenían colesterol alto), recetar estos fármacos con importantes efectos adversos, aunque puedan reducir los niveles de colesterol, no se traduce en una prologanción de la vida de esos pacientes. (Aquí te dejo un enlace a una entrevista muy interesante del Profesor de Medicina de Harvard, John Abramson, MD, autor de “Overdose America: The Broken Promise of American Medicine” -América con sobredosis: la promesa rota de la Medicina Americana-.en la que habla sobre este tema).

Y, hablando de sus efectos secundarios, puedes haber oído que las estatinas provocan en un gran número de personas fatiga, calambres musculares y debilidad muscular. O incluso rabdomiólisis, cuando las células musculares explosionan y se desintegran.

¡¡¿Y por qué cuernos me lo receta mi médico si esto es así?!!

Bueno, tampoco hay que echarle a los perros: la medicina convencional puede no tener conocimiento de estos hechos. Creo que las estatinas están dañando los nervios de la mayoría de la gente que las toma, pero este hecho no aparece en los informes porque, sencillamente, los médicos nunca preguntan sobre ello, es decir, es subclínica.

Es peor aún de lo que parece: las estatinas no sólo causan problemas musculares, sino que pueden causar neuropatía. La neuropatía es una enfermedad del sistema nervioso periférico que se verifica cuando las fibras nerviosas a lo largo del cuerpo están dañadas. Por lo general, es causada por una enfermedad como la diabetes, o por un trauma o lesión. Por desgracia también es muy común si tomas un medicamento de estatina.

En su página Web, el gigante farmacéutico Merck enumera 23 causas distintas para la neuropatía… ninguna de ellas incluye la toma de su medicamento de estatina, el Zocor

Los nervios controlan los músculos del cuerpo por medio de señales eléctricas haciendo que cada uno reaccione de manera específica. Los trastornos nerviosos y musculares hacen que los músculos tengan respuestas anómalas. Estas señales que envían los nervios van a menor velocidad cuando se produce una desmielinización, es decir, daño por la pérdida del aislamiento graso que rodea la célula nerviosa.

¿Y sabes de qué está compuesto el 75% del aislamiento que rodea los nervios?

¡Adivinaste!: de Colesterol.

Necesitamos el colesterol para generar la capa protectora de todas las células, incluyendo las células nerviosas. Lo necesitas para producir todas tus hormonas sexuales. Y, sobre todo, necesitas HDL para eliminar la placa que puede acumularse en las arterias y que puede ser parte de la verdadera causa de los ataques al corazón.

El hecho es que no importa cuál sea tu nivel de colesterol total. Todo lo que tienes que hacer es elevar el nivel de HDL y no tendrás prácticamente ningún riesgo de padecer enfermedades cardiacas.

Para elevar el colesterol HDL y evitar ser empujado a una muerte temprana por los efectos secundarios de las estatinas, esto es lo que debes hacer:

  1. Haz ejercicio intenso en cortos periodos de tiempo.
  2. Bebe con moderación. El típico vasito de vino en la comida y la cena aumenta el HDL en casi un 1 mg/dl.
  3. Toma suplementos. Tomar, por ejemplo, 50 mg de niacina (vitamina B3) al día mejora el nivel de HDL. Los ácidos omega-3 también aumentan el HDL. Estos se encuentran en la carne de ganado alimentado con pasto, en las nueces, aceite de oliva, pescados de agua fría, y en la fuente más rica del mundo vegetal de ácidos grasos omega-3, el aceite de Sacha Inchi. Sacha Inchi tiene casi 7 gramos en cada cucharada.
  4. Si ya padeces un cierto entumecimiento, toma 600 mg por día de ácido alfa-lipoico. Los estudios demuestran que previene o mejora la conducción nerviosa, el flujo sanguíneo a los nervios y la actividad nerviosa, y disminuye los síntomas de la neuropatía.
  5. Come alimentos puros, limpios, evitando los alimentos procesados y la comida basura (azúcares refinados, especialmente). En su lugar come proteínas magras y carbohidratos no procesados, como frutas y verduras.
  6. Y no olvides lavar muy bien esas frutas y verduras con agua ozonizada, que no sólo las desinfecta, sino que también elimina de su superficie los restos perjudiciales de plaguicidas.

Hasta el jueves. Un saludo

Un comentario en “¿Mejor prevenir? Otra vez con el colesterol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *