Eliminar malos olores de cocinas de bares

Restaurantes y Ozono (II)

En los establecimientos donde se suministran alimentos y bebidas los tratamientos con ozono adquieren su razón de ser, consiguiendo unos alimentos más sanos, frescos, higiénicos y libres de cualquier agente patógeno que pueden hacer peligrar la estancia y la salud del usuario. Los bares y/o restaurantes cuentan con distintos lugares acondicionados; estancias que, por sus singulares características, necesitan de un cuidado especial a fin de hacer más segura y saludable su permanencia en ellas.

Actualmente existen lugares destinados a salones, cafeterías, servicios, lugares habilitados para el almacenamiento de frutas, verduras y hortalizas, cámaras frigoríficas para el mantenimiento en frío de determinados productos, como carnes, pescados, etc.,  y cámaras de congelación, entre otros, todos ellos lugares que se deben encontrar en perfectas condiciones de higiene, desinfección y libres de cualquier tipo de agente patógeno.

El ozono puede actuar de diversas formas:

  • Desinfección de aire: la aplicación del ozono en ambientes tiene una serie de beneficios como son la eliminación de olores no deseados, debido a la destrucción de las partículas causantes de estos hedores; esta función se hace de manera directa sin disfrazar el olor con otros más fuertes como puede ocurrir con los ambientadores; la descomposición y destrucción de los agentes patógenos presentes en el aire consiguiendo un ambiente más saludable y libre de cualquier agente extraño que puede conllevar infecciones, la oxigenación de ambientes, debido a su inestabilidad que permite un enriquecimiento de oxígeno una vez descompuesto el ozono.
  • Desinfección de aguas: se trata de una aplicación más efectiva y rápida que la del cloro; además de permitir la decoloración e insipidez de la misma ya que elimina todas aquellas partículas que pueden agregar colores o sabores extraños al agua. El poder oxidante del ozono constituye un tratamiento seguro en la desinfección de aguas haciéndolas potables, eliminando gérmenes y cualquier otro agente patógeno.
  • Aplicaciones de ozono en los materiales: ha quedado patente el alto poder desinfectante del ozono, por lo que su aplicación está indicada para todo aquel material que necesite de una limpieza exhaustiva cualquiera que sea su aplicación. El ozono estaría especialmente aconsejado para la limpieza de recipientes que pasan a contener productos perecederos y que necesiten de un ambiente libre de cualquier agente infeccioso, o para cualquier material cuyo uso o características hagan necesario un tratamiento de desinfección, ya sea por medio de su aplicación en aguas o aire.

Este tipo de locales (Bares, Restaurantes, Cafeterías, Granjas, etc.) pueden ser destinados tanto a reuniones, al servicios de comensales… pero sea cual sea la utilidad que se le presta a estos lugares deben contar con una serie de requisitos indispensables para el correcto trato de los clientes. En este aspecto se permite la posibilidad de instalar generadores de ozono adaptados a estos recintos con el objetivo de refrescar, clarificar y desinfectar un ambiente para que se torne saludable y placentero.

Es recomendable siempre considerar la opción más razonable para mantener su establecimiento en perfectas condiciones, por lo que se debe contemplar la instalación de generadores de ozono, que permitirán mantener constantemente un ambiente sano y desinfectado, siempre que:

  • El ambiente se encuentre enrarecido (debido a periodos de cierre prolongados en la sala o a pesadez ambiental debido a las largas reuniones).
  • Exista confusión de distintos olores generados por el normal uso del recinto (como pueden ser por fumar, ágapes, productos, etc.)
  • Haya emanaciones de olores procedentes de la cocina, servicios, etc.
  • Proliferen olores corporales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *